lunes, 26 de marzo de 2018

Leopold Mozart: Concierto para trompeta


El concierto para trompeta y cuerdas en Re mayor es uno de los escasos trabajos de Leopold Mozart que en nuestros días todavía se escuchan, gracias en buena medida a la colaboración de agrupaciones musicales orientadas a la investigación histórico-musical.
No obstante, el padre de Wolfgang Amadeus, a sus treinta y ocho años (Wolfgang tenía uno y Nannerl seis) contaba con una extensa obra que incluía sinfonías, serenatas, conciertos para varios instrumentos, divertimentos, oratorios y piezas diversas, según se desprende de una pequeña autobiografía que le fue solicitada para una Historia de la Música de la época. Pero su mayor aporte lo constituirá la obra pedagógica Escuela para el estudio del violín, publicada en junio de 1756, cuando su hijo genio tenía cinco meses.

Leopold Mozart (1719 - 1787)
El mayor de siete hijos de un encuadernador, Johan Georg Leopold Mozart vino al mundo en Augsburgo, el 14 de noviembre de 1719. A la muerte de su padre fue enviado con una beca a Salzburgo para realizar estudios teológicos a fin de incorporarse al sacerdocio. Nada de eso hizo Leopold. Cambió pronto los estudios teológicos por la lógica y la jurisprudencia. Así, se quedó sin beca, pero de un modo que desconocemos (sus tutores, sus maestros en composición o contrapunto) se desarrolló como violinista, encontrando trabajo en el seno de una familia noble. Tras una intensa preparación personal, accedió en 1757 a un puesto como compositor de corte del Príncipe Arzobispo de Salzburgo.

Leopold, guía y formador de Wolfgang
Gracias a sus estudios universitarios, Leopold se convirtió en un músico distinto, un músico "educado". Pero este rasgo y su vasta producción ya señalada no le aseguraron un lugar destacado en la historia de la música. No habiendo accedido nunca al cargo de maestro de capilla, Leopold Mozart fue uno más de los cientos de honestos músicos del siglo XVIII que perseguían sus sueños en las pequeñas cortes seculares o eclesiásticas del sur de Alemania.
Sin embargo, no debe olvidarse que a partir de los cuarenta años Leopold Mozart consagró su vida a la formación y guía de su hijo genio, afán que lo absorbió por completo, hasta 1781, cuando Wolfgang Amadeus rompió las cadenas y se aventuró a probar suerte por sí mismo como músico independiente, en Viena.
Leopold Mozart morirá solo, en Salzburgo, en 1787, a los sesenta y siete años. Su hijo genio sólo lo sobrevivirá cuatro años.

Concierto para trompeta y cuerdas en Re mayor - Movimientos
Como ya se dijo, uno de los trabajos de Leopold que, pese a todo, ha sobrevivido por más de doscientos años. En el espíritu de la música del periodo, la obra, de menos de once minutos de duración, solo contempla, llamativamente, dos movimientos:
0:00  Andante -  Elegante y grato movimiento.
5:49  Allegro moderato - El necesario contraste, con algo de mayor vitalidad.

La versión (solo audio), con instrumentos de la época, es de la agrupación sueca Drottningholms Barocken Ensemble, conducida por Niklas Eklund.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes, o lo recomiendas en Google con un cómodo clic

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.