miércoles, 5 de noviembre de 2014

Rimski-Kórsakov: Capricho español



La muchacha que había quedado encargada del negocio esa mañana se sorprendió al ver que un alto y espigado marino entraba a la tienda alzando ligeramente su gorra de oficial de la marina rusa en dirección a ella. El oficial deambuló por entre las estanterías repletas de libros de todo tipo y se detuvo ante lo que parecía ser la sección reservada a la música. La muchacha lo observaba complacida y se alegró aún más cuando lo vio acercarse con un volumen en la mano. Hablaron en francés, el oficial con soltura, la muchachita a duras penas. Tras salir de la tienda, el oficial se veía contento. Llevaba en sus manos los Cantos y bailes populares de España, recopilación del compositor español José Inzenga y Castellanos.

Rimski-Kórsakov (1844 - 1908),
retrato de 1864
El oficial se llamaba Nikolai Rimski-Kórsakov y servía en la fragata Almas que hacía dos días había tocado puerto en Cádiz, de regreso a San Petersburgo tras casi dos años de crucero por el mundo.
Rimski, que como se habrá adivinado, también era músico, tenía en esa época 21 años. Ya había compuesto su primera sinfonía, saludado a un público entusiasta el día de su estreno, y formaba parte del célebre Grupo de los Cinco, círculo de compositores rusos que propiciaba la creación de una música específicamente "rusa", en contraposición a una que imitara simplemente el estilo en que hasta entonces se había basado la música europea.

Pero así como se promovían los temas rusos, el grupo no se oponía a la utilización de motivos folklóricos de otras tierras. Por ello no sorprende que el visionario Rimski se hiciera con los cuadernos de canciones de Inzenga con veinte años de adelanto a su tratamiento orquestal en una obra sinfónica. El resultado de tan provechosa adquisición fue la composición de una de sus obras más populares, Capricho Español, compuesto sobre la base de los temas que en Cádiz conoció esa mañana de 1865.

Capricho español op. 34
Con el título original de Capricho sobre temas españoles para orquesta, tuvo su estreno el 31 de octubre de 1887 en San Petersburgo, bajo la dirección del compositor. Los temas, principalmente asturianos, están abordados a "la manera rusa" con un tratamiento orquestal que pone en evidencia el genio de Rimski-Kórsakov como orquestador. La obra, aplaudida por los instrumentistas durante los ensayos, fue dedicada a todos ellos. Su estreno bastó para su inmediata incorporación al repertorio estándar, y ahí continúa hasta el día de hoy.

La versión es de la Danmarks Radio SymfoniOrkestret, dirigida por el español Rafael Frühbeck de Burgos, en el Copenhagen Concert Hall, el año nuevo de 2014.


Movimientos:
   00   Alborada  Danza festiva, típica de la música asturiana.
1:50   Variaciones Presentado el tema por las trompas, le siguen cuatro variaciones. 
6:35   Alborada  Recreación del tema del primer movimiento, con diferente instrumentación y en otra tonalidad.
7:55   Escena y canto gitano  Serie de danzas. La última danza enlaza sin pausa con el último movimiento (atacca):
13:01 Fandango asturiano
La obra finaliza con una nueva exposición del tema de la Alborada, algo más briosa, en 15:13.

....................................................................................................................................

Si te gustó el artículo, compártelo en Facebook, o Twitter, o recomiéndalo en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.