miércoles, 1 de agosto de 2018

Vivaldi: Concierto "alla rustica"


La palabra "concierto" (en italiano, concerto, derivado del latín concertare, o contender, es decir, luchar, u oponerse) se usó en música desde mediados del siglo XVI para indicar una pieza en la que coincidían voces e instrumentos que contrastaban entre sí por su timbre o sonoridad. Desde entonces, el término (como casi todo término musical) tuvo significados cambiantes al punto de que los mismos compositores los utilizaron de manera ambigua. Tres siglos tuvieron que pasar para llegar al concierto de nuestros días, claramente descrito como obra musical para orquesta liderado por un instrumento solista, si bien, bueno qué le vamos a hacer, también pueden ser dos o tres.


Pero en la primera mitad del siglo XVIII las cosas eran distintas. Así, por ejemplo, la gigantesca obra de Antonio Vivaldi contempla un grupo de algo más de 60 obras denominadas concerti a quatro, también llamadas "sinfonías". Se trata, ni más ni menos, del concierto sin solista, escrito para cuatro grupos de instrumentos: dos violines, viola, cembalo y orquesta de cuerdas. Según los estudiosos, constituyen los antecedentes de la sinfonía del periodo clásico. Escritos en estilo contrapuntístico, muestran lo que la orquesta puede hacer cuando no está subordinada a un solista.

De los sesenta "conciertos" sin solista, tres de ellos llevan título: el Concierto en Re menor, denominado "Madrigalesco", el Concerto en Si bemol mayor llamado "Conca" y el Concierto en Sol mayor conocido como "Concerto alla rustica", RV 151 (RV: Ryom Verzeichnis, Catálogo Ryom). Este último es una sofisticada pieza del barroco tardío, donde las características ya anotadas, pese a su inusual brevedad que apenas sobrepasa los cuatro minutos, se expresan de manera brillante.

Concerto alla rustica, en Sol mayor
El título, siempre según los estudiosos, parodia de algún modo a los dilettanti di campagna de la época, es decir, a los músicos no profesionales, dei rusticci, que por fortuna abundaban en la Venecia de la era de Vivaldi.
Compuesto probablemente en la década de 1720 (Vivaldi en sus cuarenta años, uno de los periodos más fructíferos y exitosos del prete rosso), está, como era de esperarse, estructurado en tres movimientos:

00:00  Presto
01:40  Adagio
02:45  Allegro

La versión es de la agrupación San Francisco Conservatory of Music Baroque Ensemble.


Amigo visitante:
Si te ha gustado el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes, o lo recomiendas en Google con un cómodo clic

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión siempre será bienvenida.