viernes, 20 de febrero de 2015

Chabrier: "España", rapsodia p. orquesta



Como ya se ha dicho en esta página en otras oportunidades, músicos "menores" los ha habido desde siempre. El siglo XIX fue pródigo en ellos, tal vez debido a la popularización de la música que tuvo lugar en esa centuria. No obstante tratarse de compositores de talento que se ganaron la vida ejerciendo su oficio de músicos, una producción escasa, o sencillamente la ausencia de genio deslumbrante, los mantuvieron en la periferia, a la retaguardia de los grandes maestros. Ahora bien, como en toda jerarquía, también se dio que entre los músicos "menores" hubo algunos que lo fueron más que otros, es decir, más menores todavía.

Emmanuel Chabrier (1841 - 1894)
Chabrier, músico "menor"
Es el caso, con el debido respeto, del compositor Emmanuel Chabrier, nacido en Ambert, Francia, en 1841, y autor de España, rapsodia para orquesta que alcanzó una gran popularidad en su tiempo. Compuesta en 1883 luego que Chabrier pasara unos meses en la península, España se enmarca en la extendida tendencia de esos años de componer música "a la española", o con "aires españoles", según una visión algo exótica de la realidad española, compartida por gran parte de los artistas románticos o posteriores (Glinka con su Jota aragonesa, Lalo y su Sinfonía española, Bizet y CarmenRimski-Kórsakov y el Capricho español, Ravel y su Rapsodia española; y por supuesto, Erik Satie, quien compuso su Españaña para significar su ultra "españolismo", y mofarse de todos los anteriores).

Pero Chabrier, en su época, no fue tan "menor", al parecer. Autor de canciones, obras para piano y orquestales, también escribió óperas, la más célebre de ellas, Le Roi malgré lui, de cuyos compases iniciales Ravel dijo que habían cambiado el curso de la armonía en Francia.

Y curiosamente, han sido estos músicos "menores" quienes hoy permiten que acusemos cierta familiaridad con la música clásica, aun echando mano de una sola obra. Se lo debemos a los medios. De España y tantas otras obras hemos tenido una primera audición en circunstancias completamente ajenas a los círculos musicales. La repetición hace que posteriormente recordemos su melodía, pero no sabemos de dónde. La reconocemos pero ignoramos completamente al autor y su época. Pero ahí está, reconocible, la obra del autor "menor" que ha surcado, en este caso, ciento treinta años de historia y todavía goza de buena salud.

España es una obra breve, dura menos de siete minutos, y como toda rapsodia, no tiene secciones, o partes.
La versión es de la Filarmónica de Berlín, conducida por Plácido Domingo.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, compártelo en Facebook, o Twitter, o recomiéndalo en Google

4 comentarios :

  1. Música muy conocida pero no así a su compositor.

    ResponderEliminar
  2. Hola JP: Así es. Este blog, de tanto en tanto, pretende responder a la pregunta que a menudo nos hacemos: ¿Y de quién es esa melodía, tan conocida?
    Gracias por tu comentario. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Fue emocionante oír que la tocaban en el Concierto de Año Nuevo 2016. He buscado información sobre la pieza y encontré tu excelente artículo y esta estupenda versión de Plácido. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Galaga...: También supe, pero no alcancé a escucharla, me olvidé más bien. Gracias por habernos encontrado, y por el comentario. Saludos.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.