lunes, 2 de septiembre de 2013

CPE Bach: Concierto p. flauta, re menor



Desde los tiempos del citarista alemán Veit Bach (alrededor de 1555), primer antepasado conocido de Juan Sebastián Bach y según él, su tatarabuelo, la familia Bach dio al mundo tal cantidad de músicos que a los músicos itinerantes que recorrían los pueblos por aquella época, se los llamaba genéricamente "Bachs", independientemente de si pertenecían o no a la ilustre familia.

Esta interminable camada de músicos, surgidos generación tras generación, alcanzó su máxima expresión con la aparición en escena de Juan Sebastián, en 1685. Pero curiosamente, después de su muerte, la producción de genios o talentos se va a extender solo un poco más. De los veinte hijos nacidos de sus dos matrimonios, sobrevivieron cuatro de los siete que tuvo con su primera mujer Maria Barbara, y cinco de los trece que tuvo después con Anna Magdalena. De los nueve sobrevivientes, cinco serán destacados músicos, pero con ellos la producción de artistas llegará a su término.

Carl Philipp Emanuel Bach
(1714 - 1888)
El segundo hijo nacido de su relación con Maria Barbara, y quien será posteriormente muy admirado por Mozart, es Carl Philipp Emanuel, que a los siete años era capaz de leer a primera vista las piezas para teclado de su padre, sin importar el nivel de exigencia. Nacido en Weimar en 1714, no obstante su peculiar genio, Carl Philipp Emanuel ingresará a la universidad a estudiar leyes obedeciendo las estrictas indicaciones de su padre, pues aunque después decidiera dedicarse profesionalmente a la música, con un título en la mano podía aspirar en las cortes a un trato algo más digno que el que se dispensaba a la servidumbre propiamente tal.

Así es como en 1740 lo encontramos, aunque no muy a gusto, en la corte de Federico II el Grande de Prusia, desempeñándose como clavecinista de la corte. Si bien es todo un licenciado en derecho, la relación con Federico no era de las mejores y Carl Philipp pasó unos buenos años intentando conseguir otra posición en alguna otra parte.
La Guerra de los Siete Años, curiosamente, lo alivió un poco porque mantuvo a Federico alejado de la corte. Pero no fue sino hasta 1768 que pudo abandonar a Federico definitivamente para ir a reemplazar al desaparecido Georg Philipp Telemann en el puesto de maestro de capilla de Hamburgo, cargo que mantendrá hasta su muerte, en 1788. Allí fue conocido como "el Bach de Hamburgo", para diferenciarlo, quizá, de su hermano Johann Christian, otro talento, que por su lado logró ser reconocido como "el Bach de Londres".


Muy distante de la rigurosa polifonía de su padre, Carl Philipp Emanuel viene a ser algo así como un "proto-romántico". Aunque su obra se sitúe entre el barroco y el clasicismo, fue el representante principal del movimiento musical Empfindsamer Stil, similar al reconocido Sturm und Drang, que augura los primeros elementos del romanticismo.
Una anécdota sobre una velada musical en casa de los Bach, nos pinta a Carl Philipp como un joven pálido de ojos entornados y casi "poseso", adjetivo que le vendría muy bien a cualquier músico romántico de los años posteriores.

Concierto para flauta en re menor, Wq 22
Mientras estuvo al servicio de Federico el Grande, Carl Philipp compuso cinco conciertos para flauta para ser incorporados al repertorio del rey, quien además de compositor era un flautista de cierto talento, aunque difícilmente pudo interpretarlos pues para ello se requiere la habilidad de un virtuoso. El Concierto en re menor es interpretado regularmente por los solistas de todo el mundo, debido especialmente a su incomparablemente ágil primer movimiento (allegro di molto: muy animado), que se presenta aquí en versión de la Akademie für Alte Musik Berlin, dirigida por Stephan Mai; solista Christoph Huntgeburth.

.............................................................................................................................
Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, usa estos botones para compartirlo en Facebook, o Twitter, o para recomendarlo en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.