lunes, 25 de marzo de 2013

Bach: Concierto de Brandenburgo N° 5



La copia en limpio de las partituras de los Seis Conciertos para varios instrumentos que Johann Sebastian Bach envió al margrave de Brandenburgo, fechadas el 21 de marzo de 1721, no las encargó a un amanuense sino que las copió él mismo, acaso porque se demoró mucho en enviar los conciertos, o porque no los había compuesto especialmente para la ocasión. Una deferencia que saldaba esas minucias.

En efecto, los conciertos fueron escritos en su mayoría durante la estancia de Bach como Kapellmeister de la corte del príncipe Leopoldo de Anhalt-Köthen entre 1718 y 1720, y alguno nació en fecha tan distante como 1713, al menos en su primera versión. Más todavía, algunos de ellos fueron usados parcialmente por Bach, antes y después de 1721, en otras composiciones.

Christian Ludwig,
margrave de Brandenburgo
El margrave Christian Ludwig
O el margrave sospechó que no era el destinatario exclusivo o simplemente los conciertos no le gustaron, pues si bien no tenemos certeza de que haya acusado recibo, sí la tenemos de que el margrave las archivó en su biblioteca y jamás las hizo interpretar por sus músicos. Anotemos en su descargo que el número de músicos de que disponía era insuficiente.
A la muerte del margrave, un listado de las composiciones en su poder arrojó un saldo de 177 obras, entre las que figuraban los Seis Conciertos que, según algunos, fueron posteriormente vendidos por una suma irrisoria, o fueron a parar a poder de alguno de los herederos y así se fueron extraviando hasta que recién en 1849 fueron redescubiertos en los archivos de Brandemburgo. Al año siguiente, vieron la luz pública en una edición realizada para conmemorar el segundo centenario de la muerte del gran maestro del barroco.

Concierto de Brandemburgo N° 5
El  concierto N° 5 fue escrito probablemente en 1719, para celebrar la adquisición de un nuevo clavecín para la corte de Köthen que Bach acababa de hacer en Berlín. Tres instrumentos tienen destacada participación solista: la flauta, el violín y el clave, sobresaliendo este último al final del primer movimiento con un solo que anuncia la cadenza de los futuros conciertos para instrumento solista y orquesta.

Movimientos
Siguen la tradicional estructura vivaldiana: rápido-lento-rápido:
00       Allegro
09:13  Affettuoso
15:00  Allegro
La versión es de la Orquesta Barroca de Friburgo.



Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

4 comentarios :

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.