miércoles, 24 de septiembre de 2014

Rossini: Barbero / "Largo al factotum"



Gioacchino Rossini fue un autor extraordinariamente prolífico. Durante 19 años compuso dos óperas al año, y más de alguna vez llegó a componer hasta cuatro. De modo que cuando recibió el encargo de componer dos óperas para el Carnaval de Roma de 1816, se entregó en cuerpo y alma a la tarea, y el mismo día que terminó la primera, a fines de diciembre de 1815, comenzó con la segunda, que tenía como plazo de entrega el 20 de enero de 1816. La obra en dos actos, terminada en menos de tres semanas, se llamó Almaviva o sia La inutile precauzione.

No la conocemos hoy con ese nombre, pues el título Il Barbieri di Siviglia, con origen común en la obra de Beaumarchais, ya había sido usado hacía más de treinta años por Giovanni Paisiello para musicalizar el mismo argumento. De ahí que su estreno en el Teatro Argentina de Roma el 16 de febrero de 1816 haya sido un completo fracaso, provocado, según se dice, por los partidarios de la obra de Paisiello, que veían en la de Rossini una cómoda construcción musical sobre un tema ya probado.

G. Rossini (1792 - 1868)
Cómoda o no, Rossini no abandonó aquí su propensión a utilizar melodías o arias enteras de trabajos anteriores, incluida, en esta oportunidad, hasta la obertura. Las prisas son las prisas, de modo que, o la obertura se perdió, o no alcanzó a escribirla. La cavatina de Rossina tomó prestada –en la segunda función– melodías pretéritas y el aria de Berta tiene como modelo una melodía rusa.
Aún así, Rossini mostró en ésta, su obra más popular, arias que son un prodigio de inspiración y novedad. Una muestra acabada de ello es la celebérrima aria que canta Fígaro en el primer acto.

Cavatina "Largo al factotum della cittá"
Luego de que el conde de Almaviva disfrazado de Lindoro, estudiante pobre, le canta su amor a Rossina, aparece en escena Figaro, ex sirviente del conde, para anunciar a los presentes que, como el barbero más famoso de Sevilla, todas las puertas están abiertas para él –prebenda que Lindoro/Almaviva usará más tarde en su provecho. Presumido, canta y solicita que "Abran paso al factótum de la ciudad".

Representación del año 2010 en Moscú, ambientada en los años cincuenta. Como Fígaro, el barítono italiano Pietro Spagnoli.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google con un cómodo clic

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.