martes, 5 de agosto de 2014

Claudio Arrau en Chile, mayo de 1984



Considerado uno de los cinco mejores pianistas del mundo activos a mediados del siglo veinte, el maestro chileno Claudio Arrau murió en la ciudad austriaca de Mürzzuschlag el 9 de junio de 1991 mientras se encontraba trabajando, es decir, en ocasión de su traslado a la ciudad para ofrecer un recital en el Museo Brahms, que celebraba su remodelamiento con un invitado de primera categoría. Una complicación intestinal provocó su internación de urgencia en una clínica, en la que falleció a las pocas horas.

El recital en el museo Brahms, al que seguiría una gira, marcaba su regreso a los escenarios desde la muerte de su esposa hacía dos años. Cinco días más tarde tenía una presentación en Dusseldorf, donde estaba programado que el barítono Dietrich Fischer-Dieskau le hiciera entrega de la Medalla de Oro otorgada por la Royal Philarmonic Society de Londres. Sin duda, a los 88 años, muchos honores le esperaban todavía al maestro, a la vez que su audiencia seguía reclamándolo.

Claudio Arrau (1903 - 1991)
Chile, su país natal, también lo había reclamado, y en mayo de 1984, pese a su insistencia en que solo volvería al país cuando éste hubiera recuperado la democracia, finalmente regresó, después de 17 años de ausencia, para recibir el Premio Nacional de Arte que le había sido otorgado el año anterior.

Quince días estuvo en Chile su hijo ilustre, ofreciendo cuatro presentaciones, tres en el Teatro Municipal de Santiago y una en la Catedral Metropolitana.


La primera de ellas se efectuó el sábado 12 de mayo en el Teatro Municipal de Santiago con un programa que incluyó el Concierto N° 5 "Emperador" de Beethoven y el Concierto N° 1 de Brahms. Lo acompañó la Orquesta Filarmónica de Santiago, bajo la dirección de Juan Pablo Izquierdo. La ovación al maestro duró doce minutos.

El miércoles 16 Arrau volvió al mismo escenario para ofrecer un recital con obras de Beethoven, Schubert, Chopin, Liszt, Debussy y Brahms. En esta ocasión, el maestro Arrau escogió deliberadamente piezas del repertorio estándar pues entre la audiencia se encontraba "el anciano rapaz" que fungía de presidente de la república quien, para colmo de males, asistió acompañado de su mujer. Debido a la presencia de estas visitas ilustres, Arrau debió embucharse la canción nacional en versión "da capo" (quiero decir, tocada dos veces) antes de atacar la sonata Op. 10 N° 3 del genio de Bonn con que empezaba el verdadero programa. Nadie se explica cómo lo hizo... Sólo un genio podía hacerlo, y Arrau lo era. Lo demostró esa noche.

El concierto en la Catedral se realizó el viernes 18 con asistencia de cerca de 8.000 personas, instaladas al interior del templo así como en la Plaza de Armas que lo enfrenta, y sus alrededores. El programa incluyó el concierto N° 4 y nuevamente el "Emperador" de Beethoven, con la Orquesta Sinfónica de Chile dirigida por el maestro Víctor Tevah.

El viernes 23 volvió al Municipal, para ofrecer la Appassionata de Beethoven, y la sonata Op 3 N° 5 de Brahms.
El 26 de mayo retornó a Estados Unidos. No volvería a pisar tierras chilenas.

Como las presentaciones de Arrau en Chile, grabadas por TVN, las volveremos a ver en 2084 cuando se cumplan cien años de la visita del maestro siempre y cuando no ocurra algún imprevisto, nos vemos obligado a ilustrar este artículo con un video de Arrau en su última presentación ¡en Japón! no en Chile. El 17 de mayo de 1987, en el Suntory Hall de Tokio, acompañado de la orquesta sinfónica japonesa NHK dirigida por Wolfgang Sawallisch, el maestro chileno interpretó el Concierto N° 5 de Beethoven, con el que hacía exactamente tres años había inaugurado sus presentaciones en Chile.



Amigo visitante:
Si te gustó el artículo y la música, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

2 comentarios :

  1. estimado, los conciertos de arrau en chile, estan a la venta, mira aca...

    http://arrauhouse.org/content/phot_18_dvd.htm

    ResponderEliminar
  2. Ok. Sabía que estaba el de su cumpleaños 80, pero no que estuvieran todos. Gracias por la información. Saludos.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.