martes, 3 de diciembre de 2013

Beethoven: Triple Concierto



Escrito entre 1804 y 1805, el Triple Concierto no se estrenó sino hasta 1808 en los conciertos de verano Augarten, en Viena, con Beethoven al piano. Durante un tiempo se pensó que la obra había sido escrita para el archiduque Rodolfo, que además de archiduque se había transformado en un consumado pianista bajo la tutela de Ludwig. Lo cierto es que Beethoven envió el manuscrito a imprenta en 1805 dedicado a su amigo noble más cercano, quien dentro de poco será el más modesto de sus mecenas antes de caer en la ruina, el príncipe Joseph Franz von Lobkowitz.

En 1806 Beethoven había intentado reanudar la vertiente de su carrera como autor teatral, visto el éxito conseguido por la ópera Fidelio, de 1805. Para ello envió una carta a la comisión que regía los teatros imperiales de Viena comprometiéndose a componer una ópera y una opereta cada año, a cambio de 2.400 florines más beneficios (los correspondientes a la tercera representación de cada una). La petición fue denegada.

Dos años más tarde, Jerónimo Bonaparte (hermano de Napoleón I), flamante rey de Westfalia, cursó una invitación a Beethoven ofreciéndole el cargo de maestro de capilla de su provinciana corte de Cassel. La posibilidad de acceder a una renta fija –viejo anhelo del maestro– parecía hacerse realidad: el salario era muy interesante aunque el traslado significaba abandonar los fastos de Viena y el círculo de sus amistades. Beethoven se entusiasmó.

Príncipe von Lobkowitz (1772 - 1816),
dedicatée del Triple Concierto
Pero cuando se supo que el maestro pensaba abandonar la capital imperial, varios amigos íntimos emprendieron una campaña destinada a mantenerle en Viena. Nació así el célebre contrato conocido como "el pacto de los tres príncipes", suscrito por tres de sus más fieles amigos nobles, quienes se comprometían a pagar a Beethoven una suma no inferior a los cuatro mil florines anuales siempre y cuando el maestro permaneciera en la capital del imperio. Beethoven suscribió el contrato, rechazando la oferta de Jerónimo.

El príncipe Kinski se había comprometido con 1800 florines pero en 1812 se cayó de un caballo y se murió. (Y la familia no quiso saber nada de contratos de mecenazgo.) El príncipe Lobkowitz, como si lo hubiese previsto, ofreció modestamente solo 700 florines, porque al poco tiempo se arruinó. Solo el archiduque Rodolfo de Austria cumplió lo pactado y pagó religiosamente su parte, 1500 florines, año tras año.


Concierto para piano, violín, violonchelo y orquesta, en do mayor, Opus 56, "Triple Concierto" 
No obstante la indudable calidad de la obra, en su tiempo la crítica no le fue favorable. Sin embargo, se ha mantenido hasta hoy en el repertorio y no ha dejado de deleitar a la audiencia.
La versión es de la agrupación Ludwig Trío, acompañado por la Orquesta Sinfónica de Galicia, dirigida por Víctor Pablo. El Ludwig Trio lo conforman los hermanos Abel Tomás (violín), Arnau Tomás (cello) y la pianista surcoreana Hyo-Sun Lim.

Allegro  El material temático lo entrega primero la orquesta y luego lo toman los instrumentos solistas, primero el cello, luego el violín y finalmente el piano. El tema principal está construido sobre un dibujo esbozado por cellos y contrabajos.

Largo  18:20  Muy breve pero de gran riqueza expresiva. Luego de una introducción algo trágica por parte de la orquesta, los cellos introducen el motivo principal en un registro particularmente alto (18:44). El piano se une más tarde con una delicada figuración de arpegios al unísono, en 20:27. El movimiento enlaza con el último, sin pausa.

Rondo alla polacca  23:42  Una nota repetida vivamente por el cello solista introduce el movimiento que, según la indicación alla polacca, debe tocarse con el ritmo y carácter de una polonesa. El tema es alegre, y juega con sonoridades específicas del folklore polaco. Al final, el tema del rondó es recogido en brillantes pasajes virtuosos por los tres solistas.

.......................................................................................................................................


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes o, simplemente, lo recomiendas en Google mediante un cómodo click

10 comentarios :

  1. Sinceramente no creo que mi opinión le interese a nadie, simplemente deseo agradecer al autor las explicaciones claras y concisas que han sido de mucha ayuda.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Anónimo: Muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Estoy viendo en este momento en You Tube la magnifica versión del Triple Concierto publicada en enero de 2014 con Barenboim, Perlman y Yo Yo Ma. Gracias por las explicaciones históricas de la composición de este Concierto que desconocía.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Carlos. Gracias a ti por dejar aquí tu comentario, y por la noticia de la versión de esos tres grandes, que yo tampoco conocía. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡¡¡Que obra el Triple Concierto!!!! despide fuerza por los cuatro costados, yo lo escuché tantas veces que me lo sé de memoria, pero cada vez que la escucho de nuevo se me ponen los pelos de punta.

    ResponderEliminar
  6. Así es, Daniel. Gracias por todos tus comentarios. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Tuve la primera noticia sobre este formidable concierto hará unos 35 años. Después oí un comentario de algún "iluminado" que decía ser una obra "menor" de L V. Beethowen.
    Después lo he oído decenas de veces y nunca ha dejado de sorprenderme. Beethowen demuestra un gran conocimiento de esos tres instrumentos y logra ajustarlos como si de un mecanismo de relojería se tratara. Admirable. Una gran obra por otra parte difícil de ejecutar, pues necesita tres virtuosos ejecutantes.
    Me encanta.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Anónimo: Veo que alguna vez te encontraste con un sabelotodo. Hay que sospechar siempre. Que menor ni que ocho cuartos. A mí me parece bellisimo, y como dices, habrá sido más difícil todavía, en ese tiempo, juntar a tres virtuosos. Muchas gracias por dejar aquí tu comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Soy un fanatico de este maravilloso Concierto tengo varias versiones
    en Cd y Dvd especialmente una por la"SELECCION MUNDIAL" de interpretes de esta pieza:Oistrakh/Rostropovich/Richter con la Berliner Philharmoniker dirigida por von Karajan. Espectacular¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  10. Hola, Gasepuldi: Conocía otras "selecciones mundiales" pero no la que señalas. Oistrach, Rostropovich, Richter: qué maravilla, debe ser espectacular. Gracias por el dato, y por el comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.