jueves, 12 de diciembre de 2013

Puccini: "Gianni Schicchi" - aria "O mio babbino caro"


Escena de "Gianni Schicchi", dirigida por Woody Allen en junio de 2009
en el Teatro Nuovo, Spoleto, Italia (*)

Cuando Giacomo Puccini comenzó a escribir el tríptico cuya última parte y final es la ópera cómica titulada Gianni Schicchi, tenía casi sesenta años y ya había compuesto al menos cuatro obras maestras: Manon Lescaut, La Bohème, Tosca y Madame Butterfly. Pero al mismo tiempo atravesaba por un momento crítico. Se había enemistado con su editor Ricordi, entre otras razones, porque éste se mostraba renuente a publicar lo que para Puccini era un viejo anhelo: la composición de tres óperas de un solo acto para ser representadas juntas en una misma velada.

Giacomo Puccini (1858 - 1924)
La idea seguía el esquema del teatro de gran guiñol, es decir, la representación sucesiva de tres obras de atmósferas totalmente distintas: un drama, una comedia sentimental y una farsa. Ya había completado una en 1916, la tragedia en un acto Il Tabarro, así que, desentendido de su editor, se abocó a la búsqueda de temas para la composición de las restantes. Primero completó la solemne y religiosa Suor Angelica, con personajes solo femeninos (ya que transcurre en un convento) y luego, en 1917, comenzó la escritura de la divertida e inteligente Gianni Schicchi, basada en un episodio del canto XXX del "Infierno" de La Divina Comedia.

Las tres obras, unidas bajo la denominación de Trittico subieron a escena el 14 de diciembre de 1918 en el Metropolitan de Nueva York con resultado diverso, aunque Gianni Schicchi se llevó las palmas.

Gianni Schicchi
La obra comienza con la familia reunida alrededor de un pariente rico moribundo, al que lloran con desconsuelo aunque parecen estar más interesados en la herencia. Luego de leído el testamento, la familia entra en pánico al enterarse de que toda la fortuna ha sido dejada a un monasterio. Un personaje ofrece una solución, que implica la participación del campesino Gianni Schicchi, padre de su enamorada, quien podría tomar el lugar del muerto y redactar ante el notario un nuevo testamento. Así se hace pero el remedio resulta peor que la enfermedad. Schicchi se legará todo a sí mismo. Finalmente, el amor de padre lo resolverá todo.

O mio babbino caro
Como inicialmente Schicchi se muestra falsamente reacio a participar en la jugarreta, su hija, enamorada, se lo suplica cantando el aria más famosa de la obra: O mio babbino caro (Oh, querido papito mío), que aquí interpreta la bella soprano griega Irini Kyriakidou, en una versión de la ópera trasladada a nuestros tiempos.



(*) En junio de 2007, Woody Allen anunció que pensaba agregar dos debuts creativos a su carrrera: dirigir una obra de teatro no creada por él, y dirigir una ópera. Su producción de la ópera que comentamos abrió el Festival de Dos Mundos, en Spoleto, el año 2009. Preguntado sobre su propio trabajo en esta nueva vertiente, comentó: "no tengo idea de lo que estoy haciendo".

.......................................................................................................................
Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google con un cómodo clic

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.