viernes, 13 de marzo de 2015

Paganini: Concierto para violín N° 4



Ninguno de los seis conciertos para violín de Niccolo Paganini fue publicado durante su vida. El célebre violinista y compositor veronés cuidaba las partes orquestales celosamente, al punto de proporcionar las partituras a la orquesta el mismo día del ensayo, a cuyo término las retiraba cuidadosamente, una por una, para volver a entregarlas el día de la función, cuando volvía a repetir la maniobra, para luego llevárselas consigo. Esta actitud no ayudó mucho a la difusión de su obra, naturalmente, pero sucede que en un mundo con los derechos de autor en pañales, había que cuidar el material que le permitía vivir.

Una buena vida
Y Paganini vivió de su obra, muy buenamente. Muy joven, abandonó el hogar paterno para lanzarse a la ventura como virtuoso violinista. Pronto su fama y su talento le permitieron recorrer toda Europa, con apariciones en público que eran esperadas con avidez y atendidas con entusiasmo delirante, digno de cualquier estrella de rock de nuestros tiempos. Aparte del mito aquél del pacto con el diablo, también se corrió la voz de que al interior de su instrumento escondía el espíritu de unas doncellas atrapadas que cantaban por él.

Conciertos para violín
Niccolo Paganini (1782 - 1840)
Según los estudiosos de hoy, se trataba de un virtuosismo falto de contenido. Por ello es que pocas de sus obras se interpretan en nuestros días. Y de sus seis conciertos para violín se ha llegado a decir que es uno solo con algunas variantes. Algo exagerado, pero alguna verdad hay en ello. Es que al maestro con agenda copada le era imposible aparecer con algo completamente nuevo cada vez. Además, "su público" asistía entusiasmado a sus conciertos para escuchar al gran virtuoso de la época haciendo maravillas con el instrumento, no necesariamente para oír obras en primera audición.

Y claro está, para quienes estén familiarizados con el Concierto para violín N° 1 las similitudes que el Concierto N° 4 presenta con él son obvias (y también con el N° 2). Pero como ya se ha dicho, Paganini vivía de su público. Sabía lo que había gustado, y actuaba en consonancia con ello.

La obra fue compuesta durante una gira por Alemania entre los años 1829 y 1830 luego del triunfante debut que consiguiera en Viena en 1828 con los tres conciertos anteriores.

Movimientos
00 Allegro maestoso  La orquesta expone los principales temas, como es lo habitual. En el minuto 3:32 hará su aparición el violín solista.
17:23 Adagio flebile con sentimento  Lírico y liviano (flebile), de carácter abiertamente italiano.
24:13 Rondo galante - Andantino gaio  En 32:06, el rondó da paso a un andantino alegre (gaio). Final brillante.

La versión (sólo audio) es del maestro italiano Salvatore Accardo y The London Philharmonic Orchestra conducida por Charles Dutoit.


Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes, o más sencillamente, lo recomiendas en Google con un cómodo clic

7 comentarios :

  1. Escucho tan nítido y sonoro, un concertista podría distinguir cada nota. Lo mejor que he oído por este medio, hasta ahora.
    ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Anónimo: Así es. Muchas gracias por inaugurar los comentarios en esta entrada dedicada al inigualable violinista. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Tengo este concierto en la misma versión que la del video y concuerdo en que a estos conciertos les falta sustancia musical y profundidad pero aquí y allá se pueden entresacar algunos movimientos de calidad por ejemplo el movimiento lento del concierto n° 3 marcado "Adagio. Cantabile Spianato"que a mi parecer es de un lirismo conmovedor y el propio final del concierto n° 1 que si me parece que lleva algo de sustancia musical.

    ResponderEliminar
  4. P.D. Insuperables las versiones del maestro Accardo, para mi las definitivas de los conciertos de Paganini.

    ResponderEliminar
  5. Me transporta el encanto de la música del violín, lo escucho casi a diario porque alimenta mi alma y mi consciente mientras duermo.
    Se escucha precioso. Gracias por permitirlo!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola, Daniel: Gracias por tus comentarios (que recién los veo). Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Anónimo: Me alegra que así sea. Y muchas gracias por dejar aquí tu comentario. Saludos.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.