martes, 20 de enero de 2015

Verdi, La Traviata: dúo "Dite alla giovine"



A fines de la década de 1840, con más de una docena de óperas a su haber –entre ellas la muy exitosa Nabucco–, Giuseppe Verdi todavía no era rico pero andaba cerca. Gozaba por entonces de la más completa independencia financiera y, amante del campo como lo era, en 1849 decidió comprarse una finca cerca de Busetto, el pueblo que lo había visto crecer como músico. Y hasta allá se llevó a Giuseppina Strepponi, cantante que había conocido en los lejanos tiempos de sus primeras óperas, y con quien había terminado emparejado luego de un casual encuentro en París, hacía dos años.

Verdi y Giuseppina en Busetto
Giuseppe Verdi, en 1843
(1813 - 1901)
Al pueblo de Busetto no le hizo gracia que Verdi regresara, ahora vencedor y célebre, a vivir entre ellos con una mujer que no era su esposa, y cantante, por añadidura. Verdi además era viudo. Su primera mujer, Margherita, hija de su primer protector, Antonio Barezzi, había muerto en 1840. Barezzi tampoco resultó ajeno a las habladurías, y cuando Verdi se enteró de la desaprobación de su ex suegro, le respondió con una carta de cuero de diablo. Un año más tarde, Verdi comenzó la composición de La Traviata, que cuenta la trágica historia de Violetta Valery quien debe renunciar a su amor por Alfredo para no enlodar el buen nombre de una familia.

Dueto Dite alla giovine
En el Acto II, Violetta y Alfredo ya se han enamorado y viven en pecado en la casa que ella posee en el campo, fruto de su vida cortesana. En ausencia de su amado, Violetta recibe la visita del padre de Alfredo, Giorgio, quien se ha allegado hasta allá para solicitar a Violetta que dé por terminada la relación con su hijo pues esa conducta pecaminosa no hará sino dañar la reputación de su familia, sobre todo ahora que una hija suya y hermana de Alfredo, está por contraer nupcias como Dios manda. Violetta en principio se niega aduciendo que Alfredo es su primer y único amor pero Giorgio termina por convencerla. Violetta canta entonces Dite alla giovine, anunciándole "a la joven" su renuncia a la vida con su amado Alfredo, sacrificio que teme la conducirá a la muerte. Giorgio interviene para agradecer el acto misericordioso.

En versión fílmica de 1973, Violetta: la soprano italiana Mirella Freni; Giorgio: el barítono Sesto Bruscantini.


Si te gustó el artículo, compártelo en Facebook, o Twitter, o recomiéndalo en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.