martes, 27 de noviembre de 2012

Beethoven: Sinfonía No 7 - Allegreto



Ludwig Spohr, músico y contemporáneo de Beethoven que llegó a gozar de la amistad del compositor, cuenta en su autobiografía que para el estreno de su Séptima Sinfonía, el maestro de Bonn, de 43 años, estaba tan sordo que no era capaz de percibir los pasajes piano de su propia obra. Durante el allegro, relata Spohr, un par de estos pasajes confundieron al maestro y por un buen rato la orquesta anduvo por un lado y él por otro, así que cuando llegó el momento en que según su propia cuenta correspondía un forte de la orquesta, Beethoven se agachó y abrió los brazos para subrayarlo... pero no pasó nada. El pobre maestro sordo salió de su confusión diez o doce compases más tarde, cuando la orquesta atacó el forte y entonces pudo oírlo.

El estreno de la Séptima Sinfonía tuvo lugar en Viena, el 8 de diciembre de 1813, con gran éxito. Hacía cinco años que Beethoven no ofrecía una nueva sinfonía al público vienés. Por ello, fue recibida con gran entusiasmo. Pocos días después se realizó una nueva función, y al igual que en el estreno, hubo de repetirse a requerimiento del público el famoso Allegretto, el segundo de sus cuatro movimientos: Poco sostenuto - vivace / Allegretto / Presto / Allegro con brio.

La obra había sido ideada alrededor de 1811, aunque respecto del allegretto, se han encontrado esbozos que datan de 1806. La popularidad del segundo movimiento obedece en gran parte a su simplicidad: una idea rítmica sencilla, una sucesión de notas negras con dos corcheas, oídas repetidamente (un ostinato), dan cauce a una melodía de corte schubertiano.

La versión es de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Caracas, con la dirección de Eduardo Marturet.
[Nota: 30.04.16 Marturet y la Sinfo Juvenil de Ccs desapareció de Youtube. Para satisfacción de algunos comentaristas del blog, el video fue reemplazado nada menos que por Karajan y la Fil de Berlín].


La opinión de Beethoven... y otros
Beethoven consideraba que la Sinfonía N° 7 era uno de sus mejores trabajos. Con posterioridad, grandes compositores, entre ellos Richard Wagner, no escatimaron elogios para la obra. Sin embargo, en su momento el maestro tuvo que lidiar con groseras críticas de parte de algunos de sus contemporáneos. Una de las mayores invectivas fue quizás la del profesor Friedrich Wieck, el padre de Clara Schumann, quien insinuó que Beethoven habría compuesto la obra en estado de intemperancia.
Pero quien se llevó todos los aplausos fue un crítico inglés, quien en 1826 señaló:
"...es imposible descubrir en la obra ningún esquema, ni advertir ninguna conexión entre sus partes. Parece haber sido concebida como un enigma, pero más bien nos atrevemos a pensar que es una burla, un engaño, una estafa."
No siempre llueve a gusto de todos.

........................................................................................................................................

Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, compártelo en Facebook, o Twitter, o recomiéndalo en Google

18 comentarios :

  1. Volvemos a coincidir ;)

    http://enclavedesil.blogspot.com.es/2012/11/beethoven-sinfonia-no-7-en-la-mayor-op.html

    ¡Saludos, Dago!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, Sil!! Voy a curiosear ahora mismo!
      Saludos

      Eliminar
  2. ¡Qué belleza la de este movimiento de la 7ª!. Siempre me hace llorar a mares. No hay otro Maestro como Beethoven capaz de crear un contrapunto más hermoso, el canon a tres voces es insigne. Me pregunto si habrá un genio actual de ese calibre, qué falta para que pueda surgir otro. La orquesta, buenísima y el director, totalmente confabulado con la música. Te agradezco Dago nuevamente, cariños, CPía Gacitúa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabio comentario, CPia. Beethoven te lo agradece.

      Eliminar
  3. Opino lo mismo que Pía. ¡Qué belleza la sinfonía completa, pero particularmente este segundo movimiento! Majestuoso, para llorar a mares. Me pasa igual con la sexta, la Pastoral. Gracias, Dago. Menos mal que no le hiciste caso al papá de Clara Schumann y al ignorante y envidioso crítico inglés. Impeque la orquesta y el director. Si bien mi oído está acostumbrado a escuchar a las sinfonías del Maestro con Von Karajan y la Filarmónica de Berlín, la de Caracas no tiene nada que envidiarle. Kiss a lot..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Queca: No está permitido en este blog opinar lo mismo que otro comentarista. Por esta vez vaya y pase.
      Pero tienes razón. Menos mal que nadie le hizo caso ni al inglés ni al papá de Clarita. La verdad es que el señor Wieck era pesadísimo. Y ni le preguntemos a Robert Schumann, que tuvo que pasar las de Kiko y Kako pa poder desposar a su hija, gran pianista por cierto.
      Los videos del maestro K y su filarmónica no son de buena calidad, y a esta altura se ven como antiguos, con independencia de la música, por cierto. Y como bien dices, la orquesta de Caracas poco tiene que envidiarle, además que los conocí, incluido su director.
      Muchos cariños y muchas gracias por poner un comentario aquí, pues le da vida a este modesto y esforzado blog. Agradecidísimo.

      Eliminar
  4. jajaja, ok., Dago. Para la próxima, juro ser original en mis comentarios. Besis..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... Noo, si no hay necesidad. Muy por el contrario, Quequis, tu comentario es muy bueno porque haces referencia al texto. Lo que me permitió a mí, explayarme (y agregar más información). Por último, qué puede decir uno de la música que no sea más que: tá la custión bonita, oh... Besis.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Martin: Gracias por comentar. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Blogspot estupendo. Felicidades. Esta obra es muy especial para mí. Disfruto mucho escuchándola porque me transmite mucha energía y hermosos sentimientos. Sin embargo no he podido ver el video. Aparece "no disponible"

    ResponderEliminar
  8. Hola, Concha: Muchas gracias por el aviso. Veré qué hago. Es raro, porque nunca hubo problemas con este video (ya ves tú, los comentarios).

    ResponderEliminar
  9. ahora : hoy en día,;como suele decirse , no dejamos tiempo para emocionarse con lo genial. lo magnífico y resulta que se nos pasan los años con lo cotidiano y sin valor . Años que no escuchaba "Musica"
    Vale Dago !!!

    ResponderEliminar
  10. Hola, Patricia: Muchas gracias por tu cálido comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Esta séptima sinfonía me produce un estado de bienestar inmediato, es alegre y en algún movimiento nostálgica, me sugiere una naturaleza armoniosa y bella sometida a un movimiento continuo y cíclico de generación, crecimiento y extasis.

    ResponderEliminar
  12. MUY HERMOSO ☺☺☺☺☺♥♥♥♥♥

    ResponderEliminar
  13. Hola, Anónimo: Gracias por tus palabras. Saludos.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.