jueves, 10 de abril de 2014

Beethoven: Sonata Op. 49 N° 2



Alrededor de 1800, la sonata "clásica" entendida como aquella que surgió del magín de Clementi, Haydn, Mozart o Beethoven, no era todavía una pieza de concierto, en el sentido de una obra para ser interpretada en el marco de un "recital" de piano. Y por varias razones, entre ellas, que los recitales no existían ni tampoco los intérpretes en solitario. Todo ello tomará un tiempo. Es más, en época tan tardía como 1838, Franz Liszt, el virtuoso por excelencia, recibirá en La Scala de Milán una fría acogida a un programa íntegramente dedicado a sonatas de Beethoven. El público, simplemente, no estaba preparado. Y eso que el maestro había muerto hacía once años.

El opus 49
Menos preparado estaba, desde luego, recién despuntado el siglo. Pero la publicación de las obras comportaba beneficios económicos. Se entiende así que, hermanadas en el tiempo a las portentosas Appassionata o Waldstein de 1804, Beethoven haya decidido publicar en 1805 un par de sonatas muy sencillas que conforman su opus 49, las llamadas "sonatas fáciles" o también, "sonatinas". De estructura muy simple y poco exigentes técnicamente, fueron escritas con seguridad mucho antes, en la década anterior, para el estudio y solaz de sus alumnas, quienes las habrán interpretado en casa, como era la costumbre, en compañía de sus padres, los amigos nobles de Beethoven.

Sonata N° 20 (op. 49 N° 2)
Escrita en la tonalidad de sol mayor, la segunda de las sonatas del opus 49 es la más fácil de las dos y, desde luego, la más fácil de todas las sonatas de Beethoven. Por ello quizá solo es posible escucharla en vivo con ocasión de la integral de las sonatas del maestro, oportunidad que brindó Daniel Barenboim en Berlín a mediados de 2005.



Movimientos
La bella y sencilla sonata de apenas ocho minutos de duración, tiene solo dos movimientos y, curiosamente, casi no contempla indicaciones dinámicas (solo dos pianissimo en el minueto), lo que de buenas a primeras podría parecer una complicación aunque más bien se traduce en un interesante reto para el intérprete quien debe dar muestras de buen gusto nacidas de su propia intuición musical.

00     Allegro ma non tropo  Exposición, en sol mayor: 00 - 1:22. Debe repetirse.
         Sección de desarrollo, con una cuota de dramatismo: 2:43 - 3:03.
         Recapitulación: 3:04.

4:32 Tempo di menuetto  Beethoven tampoco entregó indicaciones sobre la articulación de la mano izquierda, si legato o no, para el motivo principal (que Beethoven reutilizará en su Septeto opus 20). Barenboim escogió legato.
         Sección media: 4:48. Repetición del tema en la octava superior: 4:55.
         Separado por diversos episodios, el tema se repite seis veces, lo que ha inspirado a algunos intérpretes a adicionar, cada vez, uno que otro ornamento. No es el caso de Barenboim que no se aparta aquí un milímetro de lo escrito por Beethoven.
         6:33 Nuevo episodio, con algo de brío.
         7:43 La pieza se encamina a su conclusión, finalizando muy quedamente con dos acordes de dominante y tónica; delicatissimo, es el abordaje generalizado, aunque Beethoven no dijo una palabra de ello.

Como ya se indicó, Beethoven reutilizó el tema del minueto en el Septeto opus 20, esta vez revestido de cierto carácter de danza rústica. Se presenta aquí el trozo en versión de la agrupación Chicago Chambers Musicians.
Con el debido respeto, me quedo largamente con la versión para piano.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, compártelo en Facebook, o Twitter, o recomiéndalo en Google

4 comentarios :

  1. erase.. una vez... muy popular entre los 80'eros

    ResponderEliminar
  2. Ah si? Ni idea. Gracias por la info. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. hola tendrán la partitura de esta sonata??? gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola, Analia: Aquí la encuentras:
    http://imslp.org/wiki/Piano_Sonata_No.20,_Op.49_No.2_(Beethoven,_Ludwig_van)
    Gracias por el interés. Saludos.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.