lunes, 12 de agosto de 2013

Mozart: Così fan tutte - "Soave sia il vento"



Dos jóvenes oficiales, sentados en un café, se ufanan contándose uno al otro cuán fieles son sus respectivas prometidas, Fiordiligi y Dorabella. Un amigo curtido en amores, Don Alfonso, se les une y ante lo que considera un acto de extrema ingenuidad de parte de los jóvenes, les propone un juego: que hagan creer a sus novias que han sido llamados a la guerra, que se presenten luego de incógnitos e intenten enamorar a la novia del otro. Don Alfonso asegura que en menos de veinticuatro horas Fiordiligi y Dorabella serán seducidas por el amigo de su verdadero novio.

Así comienza el primer acto de la ópera bufa Così fan tutte, de Wolfgang Amadeus Mozart, compuesta en 1789 y estrenada en enero de 1790, un año antes de la muerte del compositor (si bien todavía tendrá tiempo para componer su obra maestra en el campo de la ópera: La Flauta Mágica). La obra tenía todo para encantar a los vieneses, tanto a los más refinados como a los más frívolos. Y por ello fue muy bien acogida, pero lamentablemente, a raíz de la muerte del emperador José II un mes después del estreno, sus representaciones debieron ser suspendidas. Según la costumbre, el luto nacional implicaba el cierre de todos los teatros.


La obra alcanzó a representarse en cinco oportunidades y cuando volvió a escena, en junio de ese año, otras obras ocupaban la cartelera y el público ya había comenzado a olvidarla. Durante el resto del año, la ópera se presentó sólo cinco veces.
Mozart murió al año siguiente, sin que volviera a ver su obra representada en los escenarios de Viena. Algo tuvo que ver en ello, quizá, Leopoldo II –hermano y sucesor de José–, quien nunca le tuvo especial simpatía a Wolfgang, influido probablemente por la inquina que su desaparecida madre, María Teresa de Austria, le tenía a la familia de "músicos vagabundos" como alguna vez llamó a los Mozart.
Y como Dios castiga pero no a palos, más aún, hasta puede ser benévolo, Leopoldo abandonó este mundo en 1792 –probablemente envenenado–, sin llegar a enterarse de que a su hermana María Antonieta, unos revoltosos franceses le van a cortar la cabeza al año siguiente.

Terceto Soave sia il vento. Don Alfonso anuncia a las mujeres la mala nueva: sus enamorados habrán de partir hoy mismo a combatir. Los oficiales se despiden, acongojados. Mientras observan que el barco se aleja con ellos, las chicas, junto al chancero Alfonso, los despiden deseándoles que "el viento les sea benigno".

 
Festival de Glyndebourne, 2006. Las chicas: Fiordiligi, la soprano sueca Miah Persson; Dorabella, la mezzo soprano alemana Anke Vondung. Don Alfonso: Nicolas Rivenq.


Teatro La Fenice, 2011. Puesta en escena no tradicional. Las chicas: Maria Bengtsson y José Maria Lo Monaco. Don Alfonso: Andrea Concetti.

..............................................................................................................................................
Amigo visitante:
Si has disfrutado de la lectura y de la música que este blog ofrece libremente, puedes apoyar su mantención y continuidad de manera concreta mediante la compra online del relato "El atrevido amante de los silencios", primera entrega de la serie Cuentos para Músicos, de la que es autor el escribidor de este blog.


Y si te gustó el artículo, usa estos botones para compartirlo en Facebook, o Twitter, o para recomendarlo en Google

4 comentarios :

  1. Precioso, Dago querido. Gracias y besos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos que ir a verla, en el TM Las Condes, del 29 agosto al 8 de septiembre. Gracias por dejar tu cariñoso comentario aquí. Más besos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. De seguro fuiste uno de los "cliqueros", Adolfo. Fue todo un éxito. Muchas gracias.

      Eliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.