sábado, 15 de octubre de 2011

Mozart: Figaro - Duettino sull'aria


video


Hasta hoy no tengo idea de qué es lo que cantaban aquellas dos mujeres italianas y lo cierto es que no quiero saberlo, algunas cosas es mejor no decirlas. Supongo que cantaban sobre algo tan hermoso que no podia expresarse con palabras y que precisamente por eso te hacía palpitar el corazón. Les aseguro que esas voces te elevaban más alto y más lejos de lo que nadie pudiera soñar, viviendo en un lugar tan gris. Fue como si un hermoso pájaro hubiera entrado en nuestra monótona jaula y hubiese hecho desvanecerse aquellos muros, y por unos breves instantes, hasta el último hombre de Shawshank se sintió libre.

Este texto corresponde a la voz en off del actor Morgan Freeman en esta estupenda escena de la película de 1994, Shawshank Redemption, basada en un relato de Stephen King. El personaje rememora el momento mágico que significó para los internos del ficticio penal de Shawshank escuchar las voces de aquellas "dos mujeres italianas" luego que el protagonista (Tim Robinson), sacando provecho de su privilegiada relación con el alguacil, decide enviar desde su oficina hacia los patios de la prisión esa melodía que lograba elevarte tan alto y tan lejos.

Mozart - Bodas de Fígaro
La música capaz de realizar esa hazaña en un penal para condenados a presidio perpetuo es el duettino Canzoneta sull'aria del acto III de la ópera Las Bodas de Fígaro, de Wolfgang Amadeus Mozart, concluida el 29 de abril de 1786 y estrenada sólo dos días después en el Burgtheater de Viena.

El libreto está basado en Le marriage de Figaro, de Beaumarchais, que no se llegó a representar en Viena por expresa prohibición de José II debido a su crítica de la sociedad de la época. Por lo mismo, el estreno de la ópera en Viena estuvo precedido de malos presagios, que Leopold, el padre de Mozart, ayudaba a alimentar asegurando que Antonio Salieri y "los suyos" tenían como blanco de todas sus intrigas a Mozart y que no dudarían en mover cielo y tierra para que su estreno fuera un fiasco.

Pero Leopold se equivocó en sus pronósticos. Le Nozze di Fígaro obtuvo un éxito arrollador desde el mismo día de su estreno. Al poco tiempo ya era famosa y sus representaciones se sucedían en buena parte de Europa. Dos siglos después, una de sus arias sirve como telón de fondo para un breve momento de redención.
En la siguiente versión del duettino, las "dos mujeres italianas" que cantan son Cecilia Bartoli y Renée Fleming.



............................................................................................................................
Amigo visitante
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

4 comentarios :

  1. Es una verdadera lástima que la obra de Beaumarchais tenga hoy un plano tan alejado -por no decir que su nombre aparece sólo en la frase inicial de Le Figaro- Mozart y da Ponte hicieron un buen trabajo, pero merece sin duda la pena leer las obras originales de Beaumarchais.
    No dejes de dedicarle un momento al duetto "via, resti servita", en el primer acto. Es buenísimo.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Dices verdad Eva. Y no recordaba el via resti servita. Parto a escucharlo inmediatamente. Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Sí. A veces basta una sola palabra. Gracias.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.