viernes, 16 de septiembre de 2016

Chopin: Scherzo No. 4 opus 54


Como todos los años que siguieron al viaje a Mallorca, el "grupo familiar" constituido por Chopin, George Sand y sus dos hijos, pasaron el verano de 1842 en la casa de descanso que la escritora poseía en Nohant. Fue un año en que a Chopin la vida le sonrió. En compañía de su familia adoptada se mudó en París a una residencia más cómoda, en febrero dio un concierto en la Sala Pleyel, y su trabajo creativo en Nohant rindió generosos frutos.

De aquel año fructífero datan la Balada No. 4, el tercer impromptu, cuatro mazurkas y el último de los scherzos, el No. 4, en Mi mayor, opus 54. Es el scherzo interpretado con menor frecuencia debido a su muy distinto carácter si se lo compara con los trabajos anteriores de Chopin en la forma, piezas que al parecer concitan mayor entusiasmo entre los intérpretes. Aquí, el compositor polaco nos ofrece una obra más caprichosa, de mayor garbo o elegancia antes que de intimidad u hondura.

Efectivamente, es el más radiante, alegre y animado de sus cuatro scherzos, en concordancia con el significado de la palabra italiana scherzojuego o broma.
La pieza muestra estructura ternaria, es decir, dos temas y vuelta al primer tema con ingeniosas modificaciones. La sección media (segundo tema) contiene una bella e inspirada melodía con uno que otro asomo nostálgico o de tristeza, propios de la música más íntima del compositor, rasgos que aquí están apenas insinuados. La pieza culmina con un final brillante.

La obra fue publicada en París en 1843 y en Londres en 1845. Ambas ediciones están dedicadas, una para cada una, a las hermanas señoritas Caraman, alumnas de Chopin por esos años.
La versión es del pianista polaco Rafael Blechacz.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.