miércoles, 15 de junio de 2016

Vivaldi: Concierto p. flauta "Il Gardellino"



No era un número menor el de las niñas huérfanas, o ilegítimas, que acogía el Ospedalle de la Pietá, en Venecia, por la época en que Vivaldi fue el director de su escuela de música, de 1703 hasta 1739. Sabemos que durante el siglo XVIII el Ospedalle mantuvo en su seno a alrededor de mil niñas, que allí estudiaban, aprendían a cantar, o a tocar un instrumento, hasta que cumplieran quince años, cuando debían abandonar el orfanato. Con tamaña oferta de instrumentistas, el maestro no tenía que bregar gran cosa para armar una orquesta de ochenta o hasta cien miembros. Para ellas, Vivaldi escribió un buen número de sus obras.

Conciertos para flauta del Opus 10
Casi no hubo instrumento de la época para el cual Vivaldi no compusiera un concierto. Y, si bien algunos de ellos estuvieron destinados en su origen a un instrumento distinto, los seis conciertos para flauta del Opus 10 exhiben el sello de haber sido los primeros conciertos publicados para ese instrumento, en cualquier época y lugar.
Fueron publicados en Amsterdam alrededor de 1728-29 y, como ya se dijo, la mayor parte de ellos son transcripciones de trabajos anteriores. Por ejemplo, el Concierto No 3 es una adaptación del concierto en Re mayor para violín u oboe concertino y cuerdas más bajo continuo. El procedimiento, de lo más común en la época, fue ampliamente usado por Bach, quien hizo arreglos para diversos instrumentos de obras no solo propias sino también de otros compositores, incluido, por supuesto, Vivaldi.

Concierto No 3 para flauta, cuerdas y bajo continuo, "Il Gardellino"
En el siglo XVIII los compositores podían aspirar a una mayor divulgación de sus obras si éstas llevaban un nombre que de alguna manera hiciera mención a un cierto contenido programático. Vivaldi así lo hizo, y muy acertadamente, con las celebérrimas Cuatro Estaciones. También es el caso de los tres primeros conciertos para flauta del Opus 10. El ya citado No 3 goza del nombre popular de "Il Gardellino", pues intenta ilustrar el canto de un jilguero, distinguido por el amable canto de la flauta solista. La estructura de sus movimientos es aquella de larga vida propuesta por Vivaldi: rápido-lento-rápido.

Movimientos:
00        Allegro
03:53  Cantabile [Largo]
06:49  Allegro

La versión es del flautista italiano Tommaso Benciolini, acompañado de la agrupación que dirige el cellista Andrea Battistoni.
[RV. Ryom Verzeichnis, Catálogo Ryom, publicado en 1973 por el musicólogo danés Peter Ryom]



Amigo visitante:
Si te gustó el articulo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

4 comentarios :

  1. La verdad es que la historia es preciosa y, la melodía todavía más. No sé qué pasa con la flauta que cuando la escuchamos, la asociamos inmediatamente al despertar del día, a los momentos felices y risueños. Lo que tiene el condicionamiento cultural jeje

    Por cierto, y a riesgo de parecer interesado, a principios de julio se realiza en Noja (Cantabria, España) un campus para que músicos de muchos tipos de instrumentos (piano, violín, guitarra...) pueda perfeccionar su técnica con músicos profesionales. Ya sé que pilla algo lejos de Chile pero, siendo su blog tan leído y, sobre todo, tan cercano a la temática y el objetivo de nuestro curso (promover la música clásica), habíamos pensado que igual podría aunque fuera, dejar publicado este comentario.

    Si quiere, tiene más información en la página web: https://thewom.es/campus-musical-noja-2016/

    Un saludo y muchas gracias por todo

    ResponderEliminar
  2. Hola, Anónimo: Pues con el mayor de los gustos. Y felicitaciones por la iniciativa. Ya quisiéramos aquí en Chile algo parecido. Que les vaya estupendo. Un saludo y gracias, también, por las elogiosas palabras para con la página. Queda, entonces, hecha la invitación, a toda la península.

    ResponderEliminar
  3. Algo que me asombra de Vivaldi es lo prolífico que fue da la impresión que tenía una gran facilidad para componer música maravillosa. Tengo en cd los conciertos op 3 L'estro armonico que contiene conciertos para uno, dos, tres y hasta cuatro violines este último fue adaptado por Bach para 4 clavicordios,pero Vivaldi no sólo era un gran compositor de música instrumental también era un gran compositor de obras sacras, el Gloria RV 589 está entre la mejor música sacra barroca, el Nisi Dominus RV 608, el Stabat Mater RV 621.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Daniel, por todos tus muy informados comentarios. Saludos.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.