martes, 10 de mayo de 2016

J. Stamitz: Concierto p. clarinete Si bemol



En uno de sus tantos viajes por Europa Central a fin de conseguir un puesto en una orquesta de renombre, Wolfgang Amadeus Mozart recaló en Mannheim el 30 de octubre de 1777. La ciudad gozaba de intensa vida musical bajo el patronazgo del príncipe elector Carl Theodor y su orquesta era una de las mejores de Alemania, de modo que las aspiraciones de Mozart, de 21 años, no podían estar mejor enfocadas. Lamentablemente, pese a hacer amistad con varios músicos de la orquesta, incluido el Konzertmeister, la respuesta fue la de siempre: "no había sitio para él por el momento".

Una lástima. Porque si hubiese habido "sitio", la famosa agrupación orquestal que llegó a hacer escuela con el título de Escuela de Mannheim hubiese podido aumentar aún más su gloria, al mirar atrás y poder decir que entre sus miembros se contó al compositor más genial de la historia. No fue así, pero igual hicieron escuela los compositores y músicos alemanes que escribieron música para la corte de Carl Theodor desde mediados del siglo XVIII hasta el fin de la época clásica, entre quienes destaca señaladamente el violinista y compositor checo Johann Stamitz.

Johann Stamitz (1717 - 1757)
Poco se sabe de su vida, aparte de que nació en Nemecky Brod (Bohemia) a mediados de junio de 1717 y que tomó lecciones de su padre. Cual haya sido su camino, en 1742 lo vemos convertido en un respetado violinista de la orquesta de Mannheim. Al cabo de unos años será nombrado su conductor. Bajo su égida es que la orquesta llegó a tener tal renombre, pues las innovaciones del compositor checo cumplieron un papel destacado en el desarrollo de la sinfonía como género. A Johann Stamitz, por ejemplo, se debe la estructura moderna del género sinfónico estructurado en cuatro movimientos. Súmese a ello la construcción del primer movimiento con la estructura de lo que más tarde se conocerá como "forma sonata", con primer tema, segundo, desarrollo y recapitulación.
Stamitz murió en Mannheim a los 39 años. Sus hijos músicos, Carl y Anton, continuarán la tarea.

Durante su corta vida, además de la obligada música sacra, Stamitz produjo alrededor de 72 sinfonías, diez tríos orquestales y numerosos conciertos para instrumento solista. Entre los últimos, destaca el Concierto para clarinete en Si bemol mayor. Gran parte de los originales manuscritos se han perdido, de modo que es imposible datar la fecha de su composición y menos aún aventurar una fecha de "estreno", que no sea aquella, ignota, en que Carl Theodor la escuchó por primera vez.

Movimientos: 
(los tempi aparecen entre corchetes pues el compositor no quiso indicarlos)
00        [Allegro]
07:54   [Andante sostenuto]
12:04   [Rondo (Poco allegro)]

La versión es de la artista china Jaehee Choi, acompañada de la agrupación New Fine Arts Project Orchestra.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, compártelo en Facebook, o Twitter, o recomiéndalo en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.