martes, 29 de diciembre de 2015

Chopin: Estudio Op 10 No 4



En una carta escrita en el otoño de 1829, Chopin señalaba a un amigo que acababa de terminar la composición de un estudio "en mi propio estilo". Efectivamente, el autor, por entonces de diecinueve años, tomará distancia de las composiciones en el género salidas de la pluma de sus predecesores, con la producción de sus 24 Estudios divididos en dos volúmenes, el Opus 10 (dedicado a Franz Liszt) y el Opus 25 (dedicado a Marie d'Agoult, compañera de Franz por esos años).

Publicados ambos en París, el primer volumen en 1833 y en 1837 el segundo, los Estudios de Chopin son mucho más que un conjunto de piezas para piano técnicamente exigentes destinadas a conseguir la indispensable destreza en el instrumento. Muy por el contrario, el "estilo propio" del autor generó 24 piezas de inagotable belleza melódica y armónica, repletas de colores, texturas y estados de ánimo diversos. A ellos se suman tres estudios sin número de opus publicados en 1840.

Estudio Opus 10 No 4
Escrito en la tonalidad de Do sostenido menor, marcado presto con fuoco (muy rápido, fogosamente), es uno de los más difíciles del Opus 10, y quizá de la obra completa. De duración inferior a dos minutos, es posible sin embargo distinguir en él cuatro secciones. Luego de la introducción de un primer tema, la pieza progresa aceleradamente hacia un segundo tema, breve, en 0:16. Regresa el primer tema en 0:22, y luego en 1:05, avanzando hasta el clímax en 1:31, seguido por la coda, con gran ímpetu. La pieza finaliza con dos dramáticos acordes fortissimo.

La versión es de la excelente pianista ucraniana Valentina Lisitsa.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, compártelo en Facebook, o Twitter, o recomiéndalo en Google

2 comentarios :

  1. Este estudio se encuentra entre los mas de difíciles de toda la serie de los Op. 10. Me cuesta imaginarme como sería Chopin interpretándolo, quizás no tan rápido como actualmente estamos acostumbrados a escucharlo, o quizás si. Sin duda Liszt los tocaba de manera descomunal. Chopin mismo decía "Nadie podrá jamás tocar mis Estudios como los hace Franz Liszt". SALUDOS!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Tomás: Sí, yo creo que es el más difícil al menos del primer opus. Supongo que Chopin lo tocaría más lento, no sé, tal vez pq su auditorio era sencillo y reposado. Ahora, lo que dijo de Liszt hay que tomarlo con cuidado, pq Frédéric era un poco sarcástico, cuando se refería a sus colegas. Saludos y muchas gracias por el comentario.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.