sábado, 5 de diciembre de 2015

Beethoven: Concierto piano y orq. No 2



Cuando Beethoven compuso su primer concierto para piano y orquesta tenía casi la misma edad que Chopin cuando éste abordó también su primera obra en el género.
Y en ambos casos, esta primera composición terminó convirtiéndose "oficialmente" en el Concierto No 2 en vez del No 1. La razón estriba, naturalmente, para ambos, en la fecha de publicación de las obras. El concierto No 2 de Beethoven fue publicado en 1801, después del No 1, aun cuando el No 2 había sido compuesto más de diez años antes, al menos sus dos primeros movimientos.

La conquista de Viena
Algún tiempo después de instalarse definitivamente en Viena en noviembre de 1792, Beethoven advirtió que para cautivar al público vienés no sólo debía mostrarse como el hábil pianista que era sino también como compositor, aunque fuera en ciernes –si ello pudiera decirse del maestro de veintidós años. Para ello, debía reunir un buen número de composiciones de su autoría, completamente nuevas o no audicionadas por un público amplio, para enfrentar la etapa en que debía concretarse su debut ante al público vienés.

Busto de Beethoven realizado
según máscara en vida
(1770 - 1827) 
De modo que junto a su aspiración de convertirse en un maestro del contrapunto –para lo que tomó clases con Haydn y otros maestros–, durante tres años Beethoven hizo acopio de obras propias en diversos géneros –para piano solo, piano con acompañamiento, para cuerdas, canciones y conciertos para piano– con el firme propósito de abordar la conquista de Viena por todos los flancos posibles.
El debut se concretó un fin de Semana Santa, el domingo 29 de marzo de 1795, en el Burgtheater de Viena, que estaba disponible para realizar conciertos instrumentales pues la fe católica de los Habsburgo no permitía las representaciones teatrales durante la Cuaresma.

Concierto para piano y orquesta en si bemol, op 19
Todavía hoy se discute si el "nuevo concierto" presentado en la ocasión fue el No 1 o el No 2, si bien la mayor parte de las opiniones se inclinan por que se trató del segundo, compuesto muchos años antes que el "primero", entre los años 1787 y 1789. Al menos así ocurrió respecto de sus dos primeros movimientos, como ya se indicó, porque para la presentación de 1795 Beethoven reescribió el movimiento final, modificación surgida en el marco de sus estudios con Haydn. Tres años más tarde, para una presentación en Praga, el compositor volvió a revisar la obra, escribiendo otro final para la ocasión, finalmente desechado porque la versión publicada en 1801 y la que ha llegado hasta nosotros es aquella que se escuchó en Viena en 1795, según los testimonios más fiables.

Aunque considerada por los estudiosos (opinión a la que se sumaba el mismo Beethoven) una obra más bien débil y convencional, claramente tributaria de Haydn y Mozart, contiene como un todo un sentido del drama y los contrastes que anuncia de modo manifiesto al maestro magnífico de los conciertos posteriores. De seguro, su hermoso Adagio habrá provocado una profunda impresión en el público presente aquel domingo de Semana Santa.

Movimientos:
00       Allegro con brio
13:58  Adagio
24:11  Rondo. Molto allegro

La versión es de un jovencísimo Vladimir Ashkenazy, acompañado de la London Philarmonic Orchestra, conducida por Bernard Haitink. Royal Festival Hall, Londres, 1974.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, compártelo en Facebook, o Twitter, o recomiéndalo en Google

3 comentarios :

  1. Tengo este concierto en cd y lo escucho hace muchos años y como dices, esta obra es muy deudora de Mozart y Haydn pero tiene momentos de belleza y originalidad muy personales.

    ResponderEliminar
  2. Tengo este concierto en cd y lo escucho hace muchos años y como dices, esta obra es muy deudora de Mozart y Haydn pero tiene momentos de belleza y originalidad muy personales.

    ResponderEliminar
  3. Daniel: Tal como dices, deudora de otros pero muy personal. Muchas gracias por el comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.