martes, 28 de julio de 2015

Mozart: Rondó en Re mayor



Entre los años 1786 y 1787 W.A. Mozart compuso tres rondós para piano. Escritos recién traspasada la barrera de los treinta años, corresponden sin embargo a un periodo creativo de madurez, pues solo eso puede decirse de un autor que murió a los treinta y cinco. Son obras simultáneas a la composición de dos de sus grandes éxitos en el género de la ópera: Las bodas de Fígaro, de 1786, y Don Giovanni, de 1787, que ciertamente le reportaron beneficios económicos, pero no los suficientes. La publicación de los rondós, obras breves para piano en las que se podrían aventurar sus alumnos, tenían también el propósito de recomponer las siempre alicaídas finanzas de Wolfgang Amadeus.

La forma Rondó
Mozart, en 1789
Desde el barroco hasta el clasicismo, la forma musical rondó (derivada del francés rondeau) mantuvo una presencia continua, formando parte de las suites barrocas primero, y luego en el clasicismo como último movimiento de la sonata clásica (el tercer movimiento de la sonata Patética de Beethoven es un claro ejemplo). Pero también fue trabajada por los compositores como pieza autónoma, como es el caso de la que nos ocupa. Su estructura se basa en la repetición de un tema principal que reaparece y alterna con otros subtemas, o variantes, y de ahí su nombre.

Rondó en re mayor, K. 485
Gracias al catálogo donde Mozart decidió ir registrando sus obras a partir de 1784, sabemos con certeza que el rondó en Re mayor, el primero de los tres mencionados, fue terminado el 10 de enero de 1786. Como era habitual en esos años Mozart tomó "prestada" la melodía principal de un colega, si no maestro, Johann Christian Bach, conocido en esos años y hoy como "el Bach de Londres", y a quien Mozart conoció y visitó en dos oportunidades cuando aún no cumplía los diez años. La melodía es alegre y elegante. Tras algunas modificaciones que le confieren otro espesor, reaparece por momentos en su forma original. Un típico y encantador rondó clásico. No podía ser menos si salió del magín de Mozart.

La versión es del maestro ruso Vladimir Horowitz, con ocasión de su visita a Moscú, el año 1986. El maestro tenía 83 años. (Al inicio, el maestro, o practica unos acordes para "calentar", o solicita a la audiencia que permanezca en silencio).


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes, o más sencillamente, lo recomiendas en Google mediante un cómodo clic

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.