viernes, 5 de junio de 2015

Bolero de Ravel - A cappella



La expresión musical a cappella denota la música que se canta sin instrumentos acompañantes. Y significa "al modo de la capilla", pues proviene de los tiempos en que la música que se escuchaba en las iglesias era solamente cantada. Se opone así a la cantata que, desde luego, se canta, pero acompañada de instrumentos. Un destacado ejemplo de música a cappella lo constituye el canto gregoriano, propio del ritual católico, nacido alrededor de los siglos IX y X.

The Swingle Singers
En el siglo XX, una agrupación vocal nacida en 1962 de una idea del vocalista estadounidense Ward Swingle fue un poco más allá. No sólo se desprendió de los instrumentos sino que se propuso reemplazarlos mediante onomatopeyas y la técnica vocal conocida como scat singing. Son los celebérrimos Swingle Singers nacidos en Francia en 1962 y, luego de su disolución, renacidos en Londres en 1973, y vigentes hasta hoy.
Uno de sus trabajos más célebres fue su versión del aria en sol de la Suite N° 3 de Bach, tarea que hoy les resultaría un juego de niños si se la compara con lo que más tarde fueron capaces de hacer con, por ejemplo, la versión vocal de la Obertura 1812 de Tchaikosvki o la del no menos célebre Bolero, de Maurice Ravel.

Bolero de Ravel, a cappella
Actualmente, el grupo lo conforman siete miembros: dos sopranos, una contralto, dos tenores, un barítono y un bajo. Aunque ocasionalmente pueden apoyarse en un contrabajo y alguna percusión, la versión del Bolero que aquí se presenta es enteramente a capella. Sólo siete personas han sido capaces de crear esta sorprendente versión de ocho minutos de la popular pieza de Ravel (la versión original dura diecisiete, aprox.).
Y si alguien se ha preguntado qué es exactamente el patrón rítmico –o melódico– conocido como ostinato, no tiene más que poner atención a los bajos que se escuchan limpiamente al inicio de la pieza, y que, como ostinato que es, se mantendrá sin variación ni tregua hasta el final.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, compártelo en Facebook, o Twitter, o recomiéndalo en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.