sábado, 2 de mayo de 2015

Franz Schubert: Momento Musical N°3



Desaparecidos los príncipes, señores de la iglesia y mecenas variopintos que aseguraron antes su subsistencia, en el siglo XIX los músicos románticos debieron apañárselas en solitario, lo que repercutirá abiertamente en el universo de géneros y composiciones de la nueva era. El salón de la naciente burguesía y decadente aristocracia dará un giro importante en el carácter de su animación social, sumando a la reflexión política y a las novedades literarias, un interés cada vez mayor por el arte y la música. El piano, además de símbolo de estatus, será un huésped de honor en los salones, un signo de buen tono. Y para este instrumento, los compositores se sentirán llamados a escribir piezas breves para el disfrute y goce de la nueva clase.

Así, nocturnos, preludios, impromptus y momentos musicales inundaron el universo musical de principios de siglo. Su edición y publicación, en ocasiones importaba ingresos que a este nuevo músico privado de mecenazgo podían sacarlo de un atolladero financiero, aunque, como es obvio, la tajada mayor quedara en manos del editor. Fue de este modo como Franz Schubert consiguió, por ejemplo, algún respiro con los Impromptus del Opus 90, en 1827.

Franz Schubert (1797 - 1828)
Retrato de 1825, por W.A. Rieder
Momentos musicales
Al año siguiente, enfermo, pero todavía animoso, Schubert envió a su editor, con similar propósito, una serie de seis piezas breves para ser publicadas en conjunto, aunque sin indicar cómo se titularía la obra. Cuatro de ellas eran de creación reciente; la tercera y la última, de 1823 y 1824, respectivamente.
El editor vienés, siguiendo la tradición que consideraba glamoroso hablar y escribir en francés, las tituló pretendidamente en ese idioma, adscribiéndolas al género momentos musicales. Pero donde debía decir "Moments" escribió "momens", y donde debía decir "Musicaux" anotó "musicales". Y así se publicaron, en julio de 1828, cuando Schubert no estaba en condiciones de solicitar correcciones de ningún tipo, pues por entonces el pequeño maestro sólo luchaba por su vida, la que se apagará definitivamente en noviembre de ese año.

Momento musical N° 3 en fa menor
En versión impecable del maestro ruso Vladimir Horowitz, se presenta aquí el trozo más breve de todos, el N° 3, marcado allegro moderato, de poco más de dos minutos de duración. Compuesto en 1823, como ya se anotó, se ha transformado en el más popular de la serie, quizá por el despliegue de cierto sabor oriental que animó al editor a adosarle el subtítulo de "Air Russe", esta vez correctamente escrito.



Amigo visitante:
Si te agradó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes, o más sencillamente, lo recomiendas en Google con un cómodo clic

4 comentarios :

  1. Hola, Fátima: Gracias a ti, por tu entusiasta comentario. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hay dos obras musicales de Schubert que, siendo sencillas (sólo piano), y sin abigarramiento de notas, son un auténtico prodigio de inspiración. Son el momento musical (nº 3?) y la Célebre Serenata.

    ResponderEliminar
  3. Hola,Lucía: Muchas gracias por tu comentario. Aquí encuentras un artículo sobre la Serenata: http://labellezadeescuchar.blogspot.cl/2011/03/schubert-schwanengesang-serenata.html

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.