jueves, 30 de abril de 2015

Bach: Concierto para teclado en Fa menor



Al abandonar su puesto de Kapellmeister en la corte de Köthen para asumir el de Kantor de la Iglesia de Santo Tomás de Leipzig en mayo de 1723, Johann Sebastian Bach descendió claramente de categoría. Lo decimos en un sentido figurado, naturalmente, pero lo cierto es que pasó de ostentar el grado superior en la organización musical de la Alemania de su tiempo –en una corte menor– al de kantor de iglesia pero en una gran ciudad. En este último cargo, aparte de componer y dirigir la música en las dos iglesias más importantes de la ciudad, el maestro debía enseñar latín, catecismo –el de Lutero–, y música, a los alumnos de la Thomasschule, la escuela pública que dependía de la Iglesia de Santo Tomás.

Director del Collegium Musicum
Cuatro años después, la situación se había complicado, debido, por una parte, a la burocracia de las autoridades del Ayuntamiento de Leipzig, y por otra, al carácter impetuoso y algo terco de Bach. Y las desavenencias fueron en aumento.
Por fortuna, en abril de 1729, le fue encargada la dirección de una de las tantas sociedades musicales laicas que florecieron en Alemania durante la primera mitad del siglo XVIII, el Collegium Musicum de Leipzig.
Allí pudo disponer de un notable conjunto instrumental, que estaba capacitado para dar uno o dos conciertos cada semana. Para aquel conjunto, Bach revisó y adaptó la música instrumental que había compuesto mientras estuvo en Köthen.

Arreglos para teclado
Con la sola excepción del Concierto para flauta en la menor, todos los "arreglos" fueron hechos para clavicembalo y orquesta. Los hay para uno, dos, tres y hasta cuatro clavicembalos, pues estaban destinados también a ser interpretados en casa, en compañía de sus hijos Wilhelm Friedemann y Carl Philipp Emanuel, que para la época de la que datan los arreglos, 1730, se habían convertido en habilidosos "tecladistas".

Concierto N° 5 en fa menor, BWV 1056
Siete son las adaptaciones para un solo clavicembalo. Se presenta aquí el Concierto N° 5 en fa menor, estructurado en los tres movimientos habituales: rápido - lento - rápido. Originalmente para clavicembalo, violines I y II, viola y continuo, se ofrece aquí en versión para piano y orquesta de cuerdas, a cargo de Sven Brajkovic acompañado por la agrupación de cámara Samobor Strings.

Movimientos
00    Allegro moderato Al igual que el tercer movimiento, proviene probablemente de una obra para violín, en sol menor.
3:39 Largo (Arioso) Proviene de un concierto para oboe. También lo usó Bach en una cantata. Sus primeros compases se parecen bastante al Andante del concierto para flauta en sol mayor de Telemann, con cierta seguridad anterior. Como era la costumbre, quizá Bach quiso homenajear así a su amigo Telemann.
6:25 Presto Tomado de una obra para violín, como ya se anotó.


Amigo visitante:
Si te agradó el artículo, compártelo en Facebook, o Twitter, o recomiéndalo en Google

3 comentarios :

  1. Extraordinaria presentación educativa del proceso de desarrollos da los diferentes conciertos instrumentales que Bach fué adaptando.
    Este concierto de piano en FA menor es excepcional porque lo interpreta Glenn Gould, quien le dá encanto y brillantes a la melodía ymotivación a la mente y el alma. Gracias por su presentación.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Helena: Muchas gracias a ti, por tu alentador comentario. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, Glenn Gould debió ser reemplazado por cuestión de derechos.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.