domingo, 22 de marzo de 2015

JS Bach: Preludio y fuga en do menor



Seis años permaneció Bach en la corte de Köthen, al servicio del príncipe Leopold von Anhalt-Köthen, desde 1717 hasta 1723. La capilla de corte, aunque modesta, contaba con los mejores músicos de la región, a la que se unían uno o dos instrumentistas contratados de vez en cuando para eventos especiales. Como la religión oficial seguía siendo la calvinista, la música religiosa estaba poco menos que excluida, de modo que la música que Bach debía producir y para lo que había sido contratado, era fundamentalmente profana, y más precisamente, música instrumental.

J,S. Bach, alrededor de 1715
Sin la obligación, entonces, de componer una o dos cantatas a la semana o alguna otra exigencia sobrehumana de los cargos que tendrá en el futuro, puede decirse que en Köthen, a Bach le sobraba tiempo. En la medianía de sus treinta años, decidió dedicarlo a los estudios teóricos de la música y a la producción de trabajos didácticos. Luego de escribir el Klavierbüchen dedicado a su hijo Wilhelm Friedemann de nueve años (1721), y a continuación el Pequeño libro de clave para Anna Magdalena (1722), centró sus esfuerzos en su obra pedagógica cumbre para clave, el primer volumen de El clave bien temperado, comenzado en 1722.

Como se sabe, los dos volúmenes (el segundo escrito algo más tarde, veinte años después) constan cada uno de 24 preludios y fugas, cada pareja escrita para las doce tonalidades mayores y menores que se originan al dividir la octava en doce semitonos cromáticos iguales ("bien temperada").
Curiosamente, ninguno de los dos volúmenes fueron publicados durante su vida. El primer volumen sólo lo fue en 1801, si bien durante todo el siglo XVIII circularon copias manuscritas, como era la práctica habitual de la época. De ellas habrán bebido Haydn, Mozart y Beethoven, suponemos.

En versión del pianista polaco Marcin Dabrowski se presenta aquí el Preludio y fuga N° 2, en do menor, BWV 847, del primer volumen. (BWV: Bach Werke Verzeichnis: Catálogo de las obras de Bach).


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.