martes, 25 de noviembre de 2014

Tchaikovski: Romanza en fa menor op 5



Nueve años antes de cometer la fatal torpeza de contraer matrimonio con Antonina Milyukova, el joven autor de 28 años Peter Ilich Tchaikovski estuvo a punto de cometer el mismo error, adelantándose a sí mismo, organizando para sí un ensayo previo del descalabro de su propia vida. Por fortuna, en esa oportunidad fue la misma prometida quien desbarató los planes, mediante el simple expediente del abandono de su prometido para casarse con otro.

Désirée Artôt (1835 - 1907)
Corría el año 1868 cuando Tchaikovski conoció a la soprano belga Désirée Artôt, cinco años mayor que él, y que por aquel entonces se encontraba de gira por Rusia formando parte de una compañía lírica italiana. Coincidieron en una fiesta palaciega y, al parecer, se encapricharon uno del otro. Algo más la Artôt de Piotr Ilich que éste de ella, pues en el curso de la relación amistosa previa a la decisión vital era Désirée quien enviaba las cartas e invitaciones diarias, mientras Piotr Ilich pensaba que no estaba mal verse sólo de vez en cuando.

Con todo, a fines de 1868 comenzaron ambos a pensar seriamente en el matrimonio. Pero la madre de Désirée, que viajaba con la artista, tenía ojo de lince y no pasó mucho tiempo antes de que se enterara de las preferencias sexuales del compositor. No aprobaba el enlace y convenció a su hija de que no le hacía bien a su carrera comprometerse con un compositor principiante. Por su parte, Tchaikovski, a diferencia de lo que ocurrirá nueve años más tarde, comenzó a vislumbrar que el compromiso con una prima donna no era el mejor camino para impedir el sostenido avance de rumores y habladurías.

La decisión se pospuso. Quedaron de verse el verano de 1869, en París. Pero la reunión no tuvo lugar. En septiembre de ese año, en el camino a París desde Varsovia adonde se desplazó la compañía tras abandonar Rusia, Désirée casó con un barítono español, siete años menor que ella y miembro de la compañía lírica. Tchaikovski se enteró por terceros. Según dirá más tarde, fue la única mujer que jamás amó. A ella está dedicada la Romanza en fa menor.

Romanza en fa menor, opus 5
Compuesta en noviembre de 1868, la breve pieza para piano venía a sumarse al corpus creativo del joven compositor que a esa altura incluía una cantata, una obertura, un poema sinfónico, una sinfonía, y dos óperas. Años más tarde, Tchaikovski destruirá el poema sinfónico y las dos óperas, y renegará de la cantata, la obertura y la sinfonía. Pero la romanza en fa menor permanecerá indemne a tal grado fenomenal de autocrítica. Hoy, con su sentimental melodía y simple estructura en tres partes, es una de las obras para piano solo más ejecutadas del compositor ruso.

La versión es de la pianista estadounidense de origen iraní, Sara Daneshpour.



Amgo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes, o simplemente, lo recomiendas en Google mediante un sencillo click

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.