viernes, 31 de octubre de 2014

Beethoven: Sonata N° 30, opus 109



Además de la sordera total e irreversible, los últimos diez años de vida de Ludwig van Beethoven estuvieron signados por problemas familiares derivados de la disputa por la tutela de su sobrino Karl, hijo de su hermano Kaspar, muerto en 1815. Su temperamento se volvió irritable hasta límites extremos, dificultando aún más la relación con sus semejantes. Son los años de los cuadernos de conversación, en los que su interlocutor debía escribir lo que deseara decir a Beethoven y éste, dependiendo de su estado de ánimo, respondía verbalmente, o escribía en el mismo cuaderno.

La vida doméstica
Desde luego, también se vio complicada su vida doméstica. Aunque hoy puedan parecernos ligeramente cómicas, las cartas que en 1817 le enviara a la casera que le proveía de algunos servicios, son el reflejo de una verdadera tragedia:
 "Muchísimas gracias por el interés que se toma usted por mí, querida señora. Sin embargo, he tenido que pelear mucho con esa nueva chica, a la que he arrojado una docena de libros a la cabeza como saludo de año nuevo". 
"Esa chica es otra mujer desde que le tiré esa docena de libros a la cabeza. Algunos de ellos deben haber penetrado por azar en su cerebro o en su malvado corazón. Sin embargo, ayer por la mañana comenzó a martirizarme de nuevo con sus diabluras; decidí olvidarme de ello, y por tal motivo le lancé una silla bien pesada, la que tengo al lado de la cama, tras lo cual el resto del día transcurrió en paz."
Beethoven (1770 - 1827)
Retrato de K.J. Stieler, de 1820
Una obra reducida e intimista
Por esos años, su capacidad creativa se redujo considerablemente. Entre los años 1815 y 1820, es decir, cuando la vida de Beethoven cursaba de los 45 a los 50 años –una etapa de la vida que hoy consideraríamos altamente productiva– solo escribió seis obras: dos sonatas para cello y piano, las Canciones a la amada lejana, y las sonatas para piano opus 101, 106 (Hammerklavier) y 109.

Es un periodo en que su música muestra escasa vinculación con los acontecimientos mundanos, produciendo una obra intimista en la que la congoja y el abatimiento son los sentimientos que predominan. Sin embargo, tiene en preparación la Novena Sinfonía, en la cual cantará, pese a todo, a la alegría y la confraternidad humanas, en 1823.

Sonata N° 30, opus 109
Compuesta en 1820, publicada en 1821, y dedicada a Maximiliane Brentano, aventajada discípula hija de un amigo, es la primera de la épica trilogía de sus últimas sonatas para piano. Debido a la disposición y la extensión poco tradicional de sus movimientos, hasta hoy los estudiosos no se ponen de acuerdo en el número de ellos, si dos o tres. Asumiendo que son tres, digamos que el primero dura poco más de cuatro minutos, el segundo (donde tradicionalmente iría el movimiento lento) está marcado prestissimo y dura menos de tres, y el último es un tema con variaciones de belleza sublime que sobrepasa en duración a los dos movimientos previos tomados en conjunto.

La versión es del maestro chileno Claudio Arrau.
[Guía audición, a continuación]


Breve guía de audición:
00    Vivace ma non troppo - Adagio espressivo  Escrito en forma sonata, tras la exposición del primer tema en escasos ocho compases, toma inmediatamente el carácter de adagio, que sostendrá durante no más de siete compases antes de retornar al tempo primo.
4:26 Prestissimo  Está ligado al primero mediante el expediente de sostener su último acorde con el pedal. De aquí, quizá, la controversia sobre el número de movimientos. Sus escasos dos minutos y pico alcanzan, sin embargo, para sostener la estructura allegro de sonata, típica del primer movimiento pero no del segundo. Es Beethoven.
6:55 Andante molto cantabile ed espressivo  La indicación de tempo (que Beethoven se preocupó de señalar también en idioma alemán) está prescrita para el tema, cuya belleza melódica anuncia la proximidad del romanticismo, que ensaya sus primeros pasos. Le siguen seis variaciones: 
Var I: 9:28 / Var II: 11:41 / Var III: 13:18 / Var IV: 13:46 / Var V: 16:55 / Var VI: 17:55
La pieza concluye con el tema original, retomado suave y serenamente.

...............................................................................................................................
Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.