sábado, 26 de julio de 2014

Franz Schubert: Quinteto "La Trucha"



A mediados de 1818, la vida parecía haber comenzado a sonreír para el pequeño Franz. Ese verano fue contratado por el conde Johann Esterházy, primo del protector de Haydn, como preceptor musical de sus hijas. Hecho unas pascuas, el joven músico de 21 años se trasladó a la residencia campestre de la familia, en la localidad húngara de Szeliz, idílico lugar donde pasó cuatro meses enseñando canto y piano a Carolina, de trece años, y María, de quince. El salario no era malo, y la carga de trabajo, reducida. Franz aprovechó de componer.

Los buenos tiempos
El año siguiente pintó mejor, y quizás sea el mejor año en la vida del compositor. Abandonó definitivamente la actividad docente en la escuela que administraba su padre y se fue a vivir en casa de amigos, en Viena. Tuvo tiempo para componer, leer, conversar, y disfrutar de reuniones bien regadas de cerveza y vino con sus amistades. Entre ellas se contaba el célebre barítono Josef Vogl, en opinión de Schubert el primer cantante que lo había comprendido y sabía cómo interpretarlo. El verano de 1819 partieron ambos, de paseo, a la localidad de Steyr, distante 125 km de Viena.

El cellista Paumgartner
La pequeña localidad gozaba de abundante actividad musical, y las presentaciones de Franz y Vogl allí –especialmente del lied "La trucha" compuesto en 1817– atrajeron la atención del acaudalado empresario y cellista aficionado Sylvester Paumgartner, quien solicitó a Schubert la composición de una obra mayor basada en el lied. El resultado fue el Quinteto en Do mayor, una de las obras más populares de Schubert. Terminada en Viena en otoño de ese año, está dedicada, como era de esperarse, al cellista empresario.

Quinteto en Do mayor, D. 667, La Trucha
Escrito para la inusual agrupación de piano, violín, viola, cello y contrabajo, comprende cinco movimientos: allegro vivace, andante, scherzo, andantino allegreto y allegro giusto. La obra utiliza en su cuarto movimiento el tema del lied homónimo.

Guía de audición
00:27  Allegro vivace  Escrito en forma "allegro de sonata", tras una introducción el tema principal es presentado brillantemente en 1:13. Sección de desarrollo: 4: 42. Recapitulación: 6:40, iniciada por el violín.
10:09  Andante  Hermosamente lírico, en tonalidad menor. Contiene tres motivos, uno de los cuales es entregado al piano solista en 12:20, las cuerdas en el papel de acompañantes.


18:01  Scherzo: Presto  De comienzo agresivo, y cuyo ímpetu no se detiene un momento, incluye varias melodías populares austriacas.
22:57  Andantino - Allegreto  El movimiento que le da nombre a la pieza: Tema y variaciones sobre el lied "La Trucha". Las variaciones son seis: Var I: 24:00. Var II: 24:56. Var III: 25:57. Var IV: 26:52. Var V: 27:46. Var VI: 29:11.
30:34  Allegro giusto  Simple y ligero, pareciera contener, al igual que el tercer movimiento, unidades más pequeñas, en el estilo de un conjunto de danzas.

La versión es de la agrupación formada por los músicos Natalia Lomeyko (violín), Yuri Zhislin (viola), Juan Cadenas (violoncello), Andrei Feigin (contrabajo) y Damián Hernández (piano).

......................................................................................................................................
Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, usa estos botones para compartirlo en Facebook, o Twitter, o para recomendarlo en Google

4 comentarios :

  1. Genial, como siempre. Un placer leer y escuchar en este blog. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola, José Luis. Gracias por tus palabras. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Lo que más admiro de esta obra es la extraordinaria fluidez melódica, una de las mejores cualidades de Schubert. Tengo esta obra en cd y la escucho hace tiempo, me gustan el segundo y el cuarto movimiento que es un tema y variaciones basadas en la melodía de La trucha.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Daniel: Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.