miércoles, 30 de abril de 2014

Bach: Concierto para teclado en La mayor



Bach, postulante a kantor en Leipzig
"Magdalena, tendremos que salir de Köthen y marcharnos a otro sitio. Aquí ya no hay lugar para un músico".
Son palabras que Magdalena Bach pone en boca de Johann Sebastian para describir el momento en que su marido le confesó que ya estaba harto de la corte de Köthen y que le urgía conseguir una nueva plaza, en otra corte, ojalá de mayor prestigio, lo que, demás está decirlo, no tenía nada de sencillo.
Pero como en términos generales la suerte siempre acompañó al maestro, justo por aquellas fechas quedó vacante el puesto de Kantor de la iglesia de Santo Tomás de Leipzig, debido a la muerte de su titular, en junio de 1722. Cuando Bach se enteró, se apresuró en enviar su solicitud de admisión. Sin embargo, le esperaba un pequeño calvario.

Nuevo retrato de Bach,
hecho público recientemente
A la primera convocatoria –de la que posiblemente no se enteró Bach– se presentó Georg Philipp Telemann, quien resultó elegido. Pero Telemann sólo estaba haciendo una jugada. Como director musical de las cinco principales iglesias de Hamburgo, su pretensión era forzar a sus autoridades a que le aumentaran el sueldo. Cuando lo consiguió, presentó su renuncia al puesto que acababa de obtener. La Thomaskirche se quedó otra vez sin Kantor.

Para la segunda convocatoria, se cuenta que Bach no envió su solicitud a tiempo, o que, si lo hizo, no anduvo con suerte pues el favorecido fue otro candidato, Christoph Graupner, a la sazón Kapellmeister de la corte de Darmstadt. Pero para tomar posesión, Graupner debía solicitar el permiso de su empleador, el landgrave (el príncipe, o también, conde) de Darmstadt. Pasaron las semanas y el permiso no llegó. El Consejo de la ciudad de Leipzig debió reunirse otra vez... la Thomaskirche seguía sin Kantor.

Las obligaciones
La mayor dificultad que enfrentaba la iglesia para llenar la vacante era que el candidato, además de encargarse de la música de la iglesia, debía enseñar canto a los niños de la Thomasschule, la escuela que regentaba la iglesia desde antes de la reforma luterana. Enterado de ello, Bach se comprometió –en caso de conseguir el nombramiento– "a conformarse con los planes de estudio, tal como están ordenados actualmente o como se ordenen en el futuro, y en particular a enseñar el canto a los niños que sean admitidos en la escuela, no sólo durante el horario normal establecido, sino también en privado y gratuitamente".

A fines de abril de 1723 tuvo lugar la sesión definitiva del Consejo. Todos los consejeros presentes dieron su voto a Bach. Luego de aceptar las condiciones de su nuevo trabajo y de resultar aprobado en un breve examen de teología, Johann Sebastian Bach tomó posesión del puesto de Kantor de la Thomaskirche el 15 de mayo. Tenía 38 años.



Concierto IV para teclado y orquesta en La mayor
Con excepción de los conciertos de Brandenburgo, todos los conciertos para teclado y orquesta de Bach fueron escritos originalmente para otro instrumento solista, posiblemente en Köthen, y "arreglados" para teclado en Leipzig, alrededor de 1738. Se cree que este concierto fue escrito originalmente para oboe d'amore. En todo caso, sólo han sobrevivido las versiones para teclado. 

Respecto de la versión "original" para clavecín y cuerdas, la que aquí se presenta muestra cierta modernización, si cabe el término. En vez de clavecín, piano; y en cuanto a la orquesta, ha crecido un poco desde los originales violines I y II, viola y continuo.

Movimientos:
00       Allegro
04:49  Larguetto
09:57  Allegro ma non tanto

La versión, solo audio, es de la pianista portuguesa Maria Joao Pires, acompañada de la Gulbenkian Orchestra, de Lisboa.

........................................................................................................................................
Amigo visitante:
Si has disfrutado de la lectura y de la música que este blog ofrece libremente, puedes apoyar su mantención y continuidad de manera concreta mediante la compra online del relato "El atrevido amante de los silencios", primera entrega de la serie Cuentos para Músicos, de la que es autor el escribidor de este blog.


Y si te gustó el artículo, usa estos botones para compartirlo en Facebook, Twitter, o para recomendarlo en Google

2 comentarios :

  1. Bach, siempre BACH... y suerte de haber conocido este blog. Felicidades!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, José Luis. Afortunado este blog por haberte capturado. Saludos, y gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.