miércoles, 13 de febrero de 2013

Villa-Lobos: Choro N° 1, para guitarra



El choro ("llanto" o "lloro") es una forma musical brasileña surgida probablemente a mediados de 1870 en Rio de Janeiro. No obstante su nombre, se caracteriza por un ritmo agitado y alegre, y requiere de los intérpretes gran técnica y dominio de los instrumentos. Del ciclo de quince choros que el prolífico compositor brasileño Heitor Villa-Lobos escribió para diversos instrumentos, el único compuesto para guitarra es el que aquí escuchamos, el choro N° 1. La versión es del guitarrista y compositor Denian Arcoleo.



Al igual que algunos grandes compositores (Brahms, por ejemplo) Villa-Lobos se ganó la vida cuando joven tocando en bares de su ciudad natal, Rio de Janeiro, adonde vino al mundo en el año 1887. Hijo de un músico aficionado, de quien recibió sus primeras lecciones, hacía las delicias de los parroquianos con el violoncello, aunque, si las circunstancias lo requerían, podía tocar también la guitarra, el clarinete y el piano.

Los primeros pasos en su formación musical transcurren completamente al margen de las instituciones oficiales, sobre las cuales no tenía una buena opinión, al punto de haber llegado a expresar en una ocasión: "pon el pie en la academia y cambiarás para peor". Según algunos estudiosos, Heitor era hijo de madre indígena, lo que explicaría su interés sempiterno en los viajes etno-musicales, ocasiones en las que se adentraba profundamente en la selva de los estados nororientales de Brasil para empaparse de la música folklórica de esos territorios.

Heitor Villa-Lobos (1887 - 1959)
Sin embargo, al regreso del primero de sus viajes, se matriculó en el Instituto Nacional de Música de Río de Janeiro. Pero serán los cantos tradicionales de los indios de la selva amazónica los que ejercerán una influencia decisiva en la conformación de su estilo, apartado por completo de las convenciones académicas, y más bien orientado a recrear con instrumentos europeo-occidentales las melodías y ritmos que escuchó en el Amazonas.

En 1915, a los 28 años, decidió dar en Rio un concierto con música de su exclusiva autoría, que no tuvo buena recepción debido, por una parte, al conservadurismo del público presente y por otra, a la novedad de sus composiciones. Sin embargo, algunos años más tarde, el gobierno brasileño lo premiará con una beca de perfeccionamiento en París. A su regreso, le será confiada la dirección de la educación musical de Rio de Janeiro, con lo que comienza una segunda etapa en su vida musical, la de pedagogo. Conjuntamente, su música comenzó a recibir el reconocimiento internacional. El mundo habrá de asombrarse más tarde con una obra vastísima. Alrededor de dos mil composiciones integran su catálogo, entre las que sobresalen los Choros y las Bachianas Brasileiras, amén de conciertos para diversos instrumentos, sinfonías, música de cámara, ballet, piezas para piano y un largo etcétera.

...............................................................................................................................
Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

8 comentarios :

  1. Siempre me sorprende este ameno blog, con melodías que he escuchado muchas veces, pero que conozco nada del músico, de la época en que la creo, etc. Muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan Carlos. No me están llegando, al parecer, algunos comentarios. De ahí la demora en responderte.
      Y como dices, de eso se trata, de entregar información no siempre a la mano.

      Eliminar
  2. felicito al creador de este blog por mostrar de
    manera amena e informada la vida y obra de los
    grandes compositores de la musica universal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Octavio. Muchas gracias por tus palabras. Un empujón anímico.

      Eliminar
  3. Interesantisimo el blog.
    he prendido mucho hoy de Heitor Villalobos

    ResponderEliminar
  4. Interesantisimo el blog.
    he aprendido mucho hoy de Heitor Villalobos

    ResponderEliminar
  5. Hola "Maenja": Qué bueno que así sea. Gracias por dejar aquí tu comentario.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.