jueves, 20 de diciembre de 2012

Jean Sibelius: Concierto para violín



Como muchos de sus colegas, el futuro compositor finlandés Jean Sibelius abandonó su ciudad natal siendo un muchacho para dirigirse a la capital a estudiar leyes, por recomendación familiar, pese a que en el seno de esa misma familia, Jean había dado generosas muestras de talento musical, llevado de la mano por su tía Julia quien, a diferencia de lo sucedido con un famoso novelista, solo le enseñó a tocar piano.

Pero al año de haber ingresado a la Universidad de Helsinki, en 1885, Sibelius abandonó los estudios y se matriculó en la Escuela de Música de esa ciudad. Allí estudió violín y composición. Su meta era convertirse en un virtuoso del violín, pero, lamentablemente, Jean parece no haber tenido dedos para el violín, pese a que integró el cuarteto de cuerdas de que se ufanaba la Escuela y llegó a desempeñarse bastante bien con el Concierto de Mendelssohn. Un temblor de la mano originado en un accidente de juventud y el nerviosismo que le dominaba en escena le jugaron en contra. Jean Sibelius, resiliente, decidió moderar sus aspiraciones de solista y encaminar progresivamente sus esfuerzos hacia la composición.

Jean Sibelius (1865 - 1957)
Para los primeros años del naciente siglo veinte, Sibelius ya había compuesto varias sinfonías corales, y comenzaba a cosechar el éxito y el reconocimiento nacional con sus dos primeras sinfonías orquestales de un total de siete compuestas a lo largo de su vida. El reconocimiento internacional vendría con su obra más célebre al día de hoy, el poema musical Finlandia, obra que reveló ante el mundo la maestría poética del compositor, y que se convirtió en el punto de arranque de un arrebatado sentimiento nacionalista, del que Jean Sibelius será un excelso protagonista.

Concierto para violín
Pero el músico no había olvidado el violín para siempre, y el violín, por su parte, lo esperó solícito. Su concierto para violín, estrenado en 1905 en Berlín bajo la batuta de Richard Strauss se convirtió en una pequeña obra maestra que le reportó inmensa popularidad pese a que debió enfrentar la disputa por los escenarios ante el naciente entusiasmo que comenzaba a despertar la música de vanguardia de la época, ante la que debió plantarse Sibelius escudado en el virtuosismo y profundidad sin arrebatos que caracterizaban su música.

Por esto, se ha dicho que el estilo de Sibelius es conservador y su lenguaje armónico restringido y su música poco compleja, en comparación con la de sus contemporáneos. El teórico alemán y también músico Theodor Adorno (autor de nueve piezas breves) llegó al extremo de calificarlo de compositor amateur y anticuado. Por otro lado, Béla Bártok, quien era músico y no teórico, no titubeó en situar a Sibelius entre los grandes compositores de su época. Aunque todo esto tenía sin cuidado a Jean Sibelius, o al menos eso pretendía cuando señaló:  "No presten atención a lo que los críticos dicen. Nunca se ha levantado una estatua a un crítico."



Movimientos:
00       Allegro moderato
16:31  Adagio di molto
25:34  Allegro ma non tanto

La versión es del violinista ruso Maxim Vengerov, con la orquesta sinfónica de Chicago bajo la dirección de Daniel Barenboim.

........................................................................................................................................

Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

7 comentarios :

  1. Maravilloso el cambio que ocurre en el minuto 3:30 en el que integra la orquesta....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás en lo cierto, Mauricio. Gracias por leer, escuchar y comentar. Sibelius y el blog te lo agradecen.

      Eliminar
    2. Una Belleza¡¡¡ el tiempo se pierde en la cabeza. Es la magia de el sonido...y la invención.

      Deseo que tengan Uds un Excelente Año Venidero y doy gracias por todo.
      A fin de entendernos desde muchas perspectivas les expongo este video:
      http://vimeo.com/52711779

      Saludos y un Abrazo¡¡
      Mario

      Eliminar
    3. Gracias, Mario. La Belleza agradece tu saludo y te desea también un nuevo año cordial y benevolente. (Voy ahora mismo a curiosear en tu video.)

      Eliminar
    4. ¡¡Extraordinario!! Había visto unos trozos en Youtube pero no sabía que se trataba de una orquesta. He incorporado el link al texto del blog. Gracias otra vez.

      Eliminar
  2. al escuchar a Sibelius, uno se olvida de los tecnisismos musicales y simplemente se vuelca a su música!

    ResponderEliminar
  3. Hola, Anónimo: Gracias por dejar aquí tu comentario.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.