domingo, 1 de julio de 2012

JS Bach: Partita en do menor



Si bien al comienzo de su estadía en la corte de Köthen las relaciones de Bach con su patrón el príncipe Leopold fueron particularmente buenas, pues éste era a su vez un músico dotado de talento que tenía en gran estima a Bach, las relaciones entraron en franco deterioro después de que el príncipe se casó con una prima, la princesa Friederica, dama que no mostró nunca el menor interés por la música y, en general, por cualquier forma de cultura. Su funesta influencia sobre Leopold, príncipe pero sumiso esposo, terminó por alejarlo de los conciertos que se celebraban en la corte y por ende, de sus propios músicos, incluido su kapellmeister, Juan Sebastián Bach.

Kantor en la Thomaskirche
Por eso, al quedar vacante en Leipzig el puesto de kantor en la iglesia de Santo Tomás por fallecimiento de su titular, Juan Sebastián no lo pensó dos veces y postuló al cargo aun cuando la posición comportaba también responsabilidades en la escuela para niños que albergaba la iglesia, la Thomasschule. La postulación fue harto compleja (Bach competía con otros músicos) pero finalmente el Consejo Municipal de la ciudad dio su voto a Bach por la unanimidad de los veintisiete consejeros presentes.
Entre las condiciones impuestas por el Consejo, aparte de las relativas a la enseñanza de los alumnos de la escuela, y su obligación de componer y dirigir la música en otra iglesia importante de Leipzig, estaba el compromiso del maestro por "disponer, para mantener el buen orden en la iglesia, que la música que se interprete no dure demasiado tiempo y, además, procurar que no sea de carácter teatral, sino que incite a los oyentes a la devoción."

Después de varias formalidades, entre las que se cuenta un examen de teología, Bach tomó el puesto de kantor de la iglesia de Santo Tomás el 15 de mayo de 1723. Comenzaba así el periodo más glorioso de la vida de Bach y de su actividad como compositor, una etapa venturosa en compañía de su segunda mujer, Anna Magdalena, y de su numerosa prole. Permanecerá en Leipzig hasta su muerte, en 1750.

Partita N° 2 en do menor
El grupo de piezas conocidas como Partitas de Bach son un conjunto de seis suites para clave, publicadas separadamente entre 1726 y 1730 y finalmente reunidas por Bach en un volumen titulado Clavierübung I (Ejercicios para clave) en 1731. Las partitas, tal como las suites francesas e inglesas y las oberturas, están conformadas por varias piezas que siguen un orden y reciben un nombre establecido por la tradición musical de su tiempo. En el caso de la partita N° 2 en do menor, son sus partes: sinfonia, allemande, courante, sarabande, rondeau, capriccio. Se presentan aquí las dos últimas, el rondó y capriccio, en admirable versión de la extraordinaria pianista argentina Martha Argerich, de cuya performance un crítico de jazz señaló una vez que lo hace "con mucho swing", lo que no pongo en duda. [Agregado el 14.3.13. La cuenta del videísta se canceló por las razones acostumbradas. Busqué a la Martha por cielo y tierra hasta que encontré este pequeño trozo, con el capriccio. Mis excusas, por la brevedad, pero Marthita lo vale.]



..........................................................................................................
Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.