martes, 21 de junio de 2011

Bellini: I Puritani, su última ópera



Después de haber estado a las puertas de la muerte en la primavera de 1830 y luego de superadas varias crisis, Vincenzo Bellini se trasladó en 1831 a la bella localidad de Moltrasio a sobrellevar su convalecencia y disfrutar de una idílica paz en compañía de Giuditta Cantú, quien le proporcionó el amor y cuidado que las otras dos Giudittas no podian ofrecerle por encontrarse en las bambalinas del escenario afectivo de Vincenzo.

Vuelto nuevamente a la vida, abordó a su regreso la composición de La Sonnambula y ese mismo año estrenó también Norma.
Cuatro años más tarde, en enero de 1835, se estrenó la que habría de ser su última ópera, I Puritani, en el Teatro Italiano de París, el mismo que Rossini había tenido a su cargo hasta la Revolución de 1830.
Su composición había comenzado en el verano del año anterior y transcurrido paralela a una serie de recaídas en la enfermedad. Siete meses después del estreno, el 23 de septiembre de 1835, la vida de Bellini se apagó en un suburbio parisino, en la finca de un amigo y asistido sólo por la servidumbre. Moría a los 34 años.

I Puritani
Es un melodrama amoroso en tres actos que se desarrolla en un castillo de Plymouth, Inglaterra, en medio de la contienda entre los partidarios de Oliver Cromwell –los puritanos–, y los realistas partidarios de la casa de los Estuardo, en el año 1650.
Plena de melodías de pureza exquisita, es a la vez una obra de dificultad extrema para los intérpretes. El aria Credeasi misera del acto III demanda del tenor –aunque optativamente– una nota alta que se aleja cuatro tonos de la nota extrema de su registro, y en A te o cara, aria también del último acto, el tenor es exigido a entonar, esta vez imperativamente, un do sostenido, dos tonos por sobre su registro:


En la versión de A te o cara que se ofrece a continuación, Luciano Pavarotti alcanza un Do sostenido impecable en el minuto 2:50 de esta grabación del año 1973. La soprano es Joan Sutherland.




El mismo Pavarotti en Credeasi Misera, alcanzando el fa natural (4:51). Da la impresión de que una soprano lo ha sustituido.


OTRAS SENSIBILIDADES:
Juan Diego Flores  Presentación en vivo Teatro Cuyas, Las Palmas, en 2004.
Franco Corelli  Con el subterfugio de cantar el aria medio tono más bajo, alcanza con toda comodidad su do natural.

............................................................................................................
Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.